Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ercros inaugura una nueva planta en Aranjuez

Ercros ha inaugurado este miércoles una nueva planta de principios activos farmacéuticos estériles en la fábrica de Aranjuez, que está dedicada principalmente a la producción de fosfomicina y que, junto con la planta anexa para el envasado de los productos estériles, ha requerido una inversión conjunta de 6 millones de euros.
Ercros ha inaugurado este miércoles una nueva planta de principios activos farmacéuticos estériles en la fábrica de Aranjuez, que está dedicada principalmente a la producción de fosfomicina y que, junto con la planta anexa para el envasado de los productos estériles, ha requerido una
inversión conjunta de 6 millones de euros.
El acto de inauguración de la planta ha estado presidido por el director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, Francisco Javier Abajo Dávila y ha contado también con la presencia de la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno Moreno, y otras autoridades políticas y sociales de Aranjuez y de la Comunidad de Madrid.
La nueva planta sustituye la antigua planta de fosfomicina estéril, que ha quedado obsoleta, y triplica la actual capacidad de producción, al tiempo que permite la fabricación de nuevos productos estériles, indica la empresa en una nota de prensa.
La fosfomicina es un antibiótico de amplio espectro, que en su formulación sódica estéril está especialmente indicada para combatir las infecciones hospitalarias severas. Este antibiótico fue descubierto por la propia fábrica a finales de los años 60.
Actualmente, Ercros exporta prácticamente toda la producción de este producto a países de la UE, Japón y México, entre otros destinos.
PLAN ESTRATÉGICO.
Aparte de la nueva planta de productos estériles inaugurada este miércoles, el plan estratégico del negocio incluye otras inversiones, por un importe conjunto de 1,1 millones de euros, entre las que figura un nuevo fermentador industrial de 120 metros cúbicos para la producción de ácido fusídico y eritromicinas, que entró en funcionamiento a finales de 2016.
Además, el plan estratégico contempla la ampliación de la capacidad de la planta de productos de síntesis de fosfomicina y productos derivados de la eritromicina, que se prevé que esté operativa a finales de 2017.
El objetivo de estas inversiones es aumentar la capacidad de producción de las actuales instalaciones de la fábrica que se encuentran saturadas, lo que imposibilita atender a la creciente demanda, y ofrecer productos acordes con las exigencias de calidad de los clientes y organismos reguladores.