Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eni sale de pérdidas en el primer trimestre y gana 965 millones gracias a la recuperación del crudo

La petrolera Ente Nazionale Idrocarburi (Eni), participada en un 30,1% por el Estado italiano, registró un beneficio neto atribuido de 965 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, frente a las pérdidas por importe de 383 millones de euros contabilizadas un año antes, informó la compañía, que atribuye los mejores resultados a la recuperación del mercado de crudo.
La cifra de negocio de Eni entre los meses de enero y marzo de 2017 alcanzó los 18.532 millones de euros, un 37% por encima de los ingresos obtenidos en el mismo periodo del año anterior.
La producción de hidrocarburos de la petrolera italiana en el primer trimestre alcanzó los 1,8 millones de barriles de petróleo equivalente al día (bpe/d), lo que representa un avance del 2% en relación con los primeros tres meses de 2016. En el conjunto del año, Eni ha confirmado su previsión de producir 1,84 millones de bpe/d, un 5% más que en 2016.
Al respecto de las cuentas trimestrales, el consejero delegado de Eni, Claudio Descalzi, subrayó que la compañía ha logrado generar efectivo por importe de 2.600 millones de euros, su mejor nivel en siete trimestres, aunque tras una serie de cambios en el capital circulante y los costes de reposición el dato desciende a 1.930 millones de euros, un 41% más que un año antes.
De cara al conjunto del ejercicio, el directivo prevé que la generación orgánica de efectivo en 2017, entre otros procesos, permitirá a la petrolera financiar "íntegramente" sus necesidades de capital y dividendo incluso con el precio del barril por debajo de los niveles actuales.
Además, Descalzi destacó que el beneficio neto ajustado de la compañía se ha elevado un 63% con respecto al trimestre anterior en un entorno de precios del crudo similar.