Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Endesa eleva su plan inversor en 1.000 millones, hasta 4.700 millones a 2019, y mejora su Ebitda

Endesa prevé elevar su plan inversor en los próximos años en 1.000 millones de euros y aumentar su gasto de capital neto (Capex) a 4.700 millones de euros entre los años 2016 y 2019, según los datos remitidos por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) correspondientes al Capital Markets Day de su matriz Enel.
Desgranado por años, las estimaciones de la energética apuntan a una inversión neta de 1.000 millones de euros este 2016, que subirá a 1.100 millones de euros el próximo ejercicio y se situará en los 1.300 millones de euros para los años 2018 y 2019.
La 'hoja de ruta' anterior de la eléctrica situaba en 4.400 millones de euros la inversión neta, aunque contaba con un ejercicio más el plan, ya que abarcaba de 2015 a 2019. Así, para los últimos cuatro años de ese plan las inversiones ascendían a 3.600 millones de euros, casi un 30% menos que esta nueva revisión.
Además, la compañía espera alcanzar un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 3.700 millones de euros al cierre del ejercicio 2019. Para el presente año, Endesa prevé que su Ebitda sea de 3.400 millones de euros.
Esta cifra de resultado operativo para este 2016 de 3.400 millones de euros mejora así en más de un 6% la estimación anterior de 3.200 millones de euros de la energética.
En su presentación, el grupo presidido por Borja Prado, participado en un 70% por Enel, destaca que la fuerte generación de caja apoyará este crecimiento futuro.
Además, señala que la digitalización será una de las palancas de eficiencia a través de la aceleración del uso de la factura electrónica para la involucración digital y la reducción en el coste del servicio postal, así como la mejora en la calidad de servicio y el desarrollo de nuevos servicios.
En este sentido, Endesa prevé un total de 3,7 millones de clientes digitales en 2019, desde los 1,6 millones en 2016, así como que la cifra de ventas digitales suponga el 15%, frente al 8% en este ejercicio. Asimismo, estima situar el número de clientes con factura electrónica en los 3,6 millones al final de 2019, frente a los 1,9 millones de 2016.