Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enagás amplía su capital en Coga hasta el 51% al hacerse con la participación de Graña por 8,15 millones

Enagás ha firmado un acuerdo para la compra al grupo constructor peruano Graña y Montero de su participación en la sociedad Compañía Operadora de Gas del Amazonas (COGA), filial de la empresa gasista Tecgas y que desarrolla su actividad en Perú, y eleva así su capital en la gasista hasta al 51%, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Enagás Internacional amplía así su participación en Coga en un 21% por un importe total de 8,86 millones de dólares (8,15 millones de euros), según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El operador de gas español ha adquirido la totalidad del paquete
accionarial de Graña y Montero en COGA conjuntamente con Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB), que pasará a controlar el 49% del capital social de la peruana.
Enagás ha destacado que con este acuerdo se posiciona como uno de los principales accionistas del sistema de transporte de gas de Perú y como operador activo en el país, contribuyendo a reforzar la seguridad de suministro energético en países en crecimiento y estables regulatoriamente como el de este país suramericano.
Enagás también controla 28,94% de Transportadora de Gas del Perú (TgP), por detrás de CPPIB, con el 49,88% del capital, y Sipco Perú Pipelines Corporation, con el 21,18%.
Además de en TgP, que empezó a operar comercialmente en 2004 y se encarga de transportar la mayor parte del gas natural y de los condensados de Perú, Enagás participa en Gasoducto Sur Peruano (GSP), proyecto del que además es el operador calificado.
En Latinoamérica, la compañía está también presente en México y Chile, donde cuenta con participaciones en las plantas de regasificación de TLA Altamira (México) y GNL Quintero (Chile), y forma parte de los consorcios adjudicatarios de dos importantes infraestructuras gasistas mexicanas: el Gasoducto Morelos y la Estación de Compresión de Soto La Marina.