Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reforma fiscal suprime la desgravación por alquiler de vivienda

El alquiler cambia en la reforma: se suprime la deducción para el inquilino, aunque solo pasa los nuevos contratos, y para el dueño de la vivienda la reducción de ingresos baja al 50%, aunque el inquilino sea menor de 35 años.  Los dividendos que se cobren pagarán desde el primer euro. Hasta ahora los primeros 1.500 euros estaban exentos. El tope máximo de deducción por aportaciones a planes de pensiones pasa de 10.000 a 8.000 euros para cualquier edad. El mínimo personal apenas sube de 5.150 a 5.550 euros al año. El impuesto de sociedades baja al 25%, excepto para los bancos que seguirán pagando el 30%. No obstante continuarán beneficiándose de desgravaciones específicas para el sector. Otros cambios, pero solo para deportistas extranjeros: ya no podrán pagar solo el 24% de su sueldo: tributarán al tipo máximo del 47% a partir de 2015.