Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las eléctricas exigen transparencia y que se difundan los volúmenes de la subasta anulada

Torre de tendido eléctricoGtres

Los operadores del mercado eléctrico que participaron en la subasta del jueves anulada han exigido "transparencia" al regulador y que publique los volúmenes registrados "para no sembrar dudas", han indicado a Europa Press fuentes del sector.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha criticado en una entrevista en el diario ABC la "burda manipulación" que, a su entender, se produjo en la subasta eléctrica del pasado jueves, y que ha asegurado que existe "preocupación" en las eléctricas porque "no saben" cómo justificar que fue "transparente".
Sin embargo, fuentes del sector han afirmado a Europa Press que si se han detectado irregularidades en la subasta del jueves se deben investigar y difundir, pero han subrayado que "lo primero que tendría que hacer el regulador es ser transparente y publicar los volúmenes".
El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado la resolución de la Secretaría de Estado de Energía por la que se determina que la subasta entre comercializadoras de último recurso (Cesur) del pasado jueves ha sido "anulada a todos los efectos" y recoge las "circunstancias atípicas" detectadas por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) en el desarrollo de la subasta, en la que participaron 36 operadores, la mitad de ellos entidades financieras y el resto del sector eléctrico.
CUATRO CIRCUNSTANCIAS ATÍPICAS
En el texto publicado hoy se detallan cuatro circunstancias esgrimidas por la CNMC. Una de ellas es un volumen calificado agregado antes de iniciarse la subasta inferior en un 11,5% al de otras subastas con volumen subastado similar, arrojando una ratio de elegibilidad (volumen calificado/volumen subastado) un 10,4% inferior a la de dichas subastas.
Asimismo, se detectaron retiradas de volumen agregado por ronda superiores en términos relativos a las acontecidas en anteriores subastas. La CNMC argumentó también un conocimiento por parte de los agentes, en rondas muy tempranas, del exceso de oferta en tramos inferiores al tramo ciego (superior al 200% de exceso).
Para Competencia, esto llevó a una temprana finalización de la subasta, en concreto en la ronda siete, siendo la ronda de cierre más temprana de todas las subastas CESUR celebradas, que en ningún caso cerraron antes de la ronda doce.
Además, Industria indica que el precio del producto base resultante de la subasta alcanzó diferencias superiores a un 7% con respecto a las referencias de precios de los contratos equivalentes el día anterior a la subasta. "Esta diferencia entre el precio del producto base subastado en CESUR y las referencias de los mercados a plazo han sido las más elevadas de las registradas en las últimas diez subastas, cuyo diferencial no superó en ningún caso el 2%", según resalta.
El Gobierno también resalta el hecho de que esta subasta coincida con "un escenario de reducida producción eólica que se ha mantenido durante tres semanas". En concreto, en diciembre, la producción eólica ha sido un 30% inferior al mismo periodo del año anterior. Respecto al mes de noviembre, la producción eólica ha sido en valor medio diario un 49% inferior.