Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Edificio España, un emblema dormido hasta que ha llegado Wang Jianlin

Desde 1953 sus 117 metros de altura miran Madrid por encima. Fue el más alto de Europa, construído  para destacar a la manera de los rascacielos neoyorkinos. 65 mil metros cuadrados, 29 ascensores... el orgullo de una época pasada que no ha sabido pasar el tiempo. Lo compró el Santander a Metrovacesa en 2005 por mas de 380.000 euros pero llegó la crisis. 28 plantas con comercios, oficinas y viviendas vacios. Víctor Moreno cuenta en su documental cómo paradojas de la vida fueron trabajadores inmigrantes quienes vaciaron un emblema de la prosperidad
y así ha permanecido vacío hasta que se ha empezado a hablar de él. Un edificio dormido hasta que llegó el hombre más rico de China Wang Jianlin. Se dice que le interesan los equipos de fútbol y el Edificio España. Según medios de comunicación piensa ofrecer 260 millones, 129 menos de lo que pagó el Santander. El banco no reconoce ofertas pero se habla de más interesados. Millonarios que han puesto sus ojos en un edificio que una vez miraba a todos desde las alturas hasta que llegó la crisis.