Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex sube un 2,68% pese a la decisión de Trichet de dejar los tipos en el 1,5%

Supera los 8.700 puntos
El Ibex 35 ha subido un 2,68% al cierre de sesión y ha superado los 8.700 puntos, a pesar de la decisión del presidente del BCE, Jean Claude Trichet, de mantener los tipos de interés en el 1,5%, que el mercado ya había descontado.
Ahora bien, el anuncio de que el banco central europeo lanzará a partir del próximo mes de noviembre un nuevo programa de compras de bonos garantizados por importe de 40.000 millones de euros ha impulsado las ganancias en el sector bancario.

Santander y BBVA se revalorizaron un 3,01% y un 2,78% al calor de estas medidas del BCE para mejorar la liquidez e intentar desbloquear la concesión de créditos.

Bankinter (+3,41%), Caixabank (+2,19%), Bankia (+1,52%) y Banco Popular (+1,3%) completaron las subidas en una jornada en la que el Gobierno español anunció la fusión de los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD) para sufragar futuras pérdidas en el sector financiero. Ningún valor del selectivo registró pérdidas.

Las mayores subidas las protagonizaron Mediaset, con una subida del 7,82%, y Gamesa, del 7,51%. Les siguieron Arcelormittal (+5,68%), Repsol YPF (+4,91%), Indra (+4,05%) y Acerinox (+3,93%).

"Pocas sorpresas en la reunión de hoy del BCE", resumió la analista de IG Markets Soledad Pellón en declaraciones a Europa Press, quien agregó que las Bolsas "quizás" esperaban algo más, en alusión a una supuesta rebaja de tipos.

El estratega de Bolsa de XTB Pablo del Barrio valoró el "ambiente positivo" en el que se mueve el mercado de renta variable, olvidando los "problemas". A esta percepción, prosigue Del Barrio, ayudó la propuesta del presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, de acometer una "acción coordinada" para recapitalizar a la banca.

Los inversores también recibieron con ánimo la colocación de bonos cubierta por el Tesoro español a tipos más bajos, lo que llevó a la prima de riesgo española a relajarse hasta los 307 puntos básicos.

Por su parte, la rentabilidad exigida a los bonos italianos a 10 años respecto al 'bund' alemán se establecía en 353 puntos básicos, y eso que el inicio de la sesión comenzó con la resaca de los recortes aplicados por Moody's en el 'rating' de los principales bancos y empresas italianos.

La tónica compradora se extendió también en el resto de plazas europeas, aunque frenaron su ascensos de inicio de sesión. El Footsie de Londres encabezó los repuntes con un 2,96%, seguido por el Cac parisino (+2,79%) y el Dax de Francfort (+2,49%).

"Patata caliente" para Draghi
"Trichet vuelve a hacer hincapié en la obligación del BCE de mantener estables los precios pese a que reconoce que no hay riesgo de hiperinflación y sí lo hay de débil crecimiento", lamentó Pellón, al tiempo que consideró que el todavía presidente del BCE ha decidido pasar la "patata caliente" a su sucesor Mario Draghi.

Wall Street subía un 0,62% impulsado por las Bolsas europeas, mientras el euro ganaba posiciones frente al dólar y el cambio entre ambas monedas quedaba establecido en el 1,3424 'billetes verdes'.