Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's rebaja la nota de la deuda italiana a A2

Moody's rebaja la calificacion de la deuda soberana italianacuatro.com

La decisión se ha adaptado por los riesgos de financiación a largo plazo de Italia

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado de Aa2 a A2 (tres escalones) la nota de la deuda italiana, sobre la que tiene también una perspectiva negativa, por lo que no se descartan posteriores recortes. Berlusconi ha reaccionado en un comunicado a la rebaja decretada por Moody's afirmando que su decisión era "esperada".
Esta revisión concluye el análisis iniciado el pasado 17 de junio y se ha adoptado, según explica Moody's en un comunicado, por los riesgos de financiación a largo plazo de Italia, con un elevado nivel de deuda pública, las incertidumbres sobre el crecimiento económico por el empeoramiento de las perspectivas a nivel global y las pocas garantías de que el país transalpino logré sus objetivos de consolidación fiscal.
La agencia de calificación, además, pone en duda que el Gobierno italiano pueda "cumplir con sus compromisos de consolidación fiscal, por las incertidumbres políticas y económicas.
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha reaccionado en un comunicado a la rebaja decretada por Moody's y ha dicho que su decisión era "esperada".
A pesar de que Moody's pone en duda que el Gobierno italiano pueda "cumplir con sus compromisos de consolidación fiscal, por las incertidumbres políticas y económicas", 'Il Cavaliere' ha subrayado que su Gobierno trabaja para alcanzar sus objetivos en materia económica mediante unos planes que hoy "fueron bien recibidos y aprobados por la Comisión Europea", informan los medios italianos.
El Parlamento aprobó en septiembre un plan de ajuste presupuestario de cerca de 54.000 millones de euros con el que espera lograr el equilibrio presupuestario en 2013.
Hace unas semanas la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's rebajó la solvencia de la deuda italiana y le situó en perspectiva negativa argumentado que la frágil coalición política que acompaña a Berlusconi dificultará la toma de decisiones para afrontar nuevos ajustes.