Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía valora la revisión de la OCDE y ve un crecimiento "robusto", pero un "problema" de baja productividad

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha valorado este miércoles la revisión de la previsión de crecimiento de España realizada por la OCDE en tres décimas al alza, hasta el 2,8% para este año, y ha afirmado que el crecimiento es "robusto" y "estable", aunque ve un "problema" de baja productividad y de tamaño empresarial.
Así lo ha señalado Garrido durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos en el Senado para explicar el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, en la que ha destacado la opinión de los principales organismos internacionales que apunta a un crecimiento "robusto, estable y determinado por factores estructurales".
Garrido ha subrayado que se constata un "serio cambio de modelo productivo" en España, orientado al sector exterior, que es "compatible" con el desapalancamiento del sector público y privado y la reducción del déficit público, con la previsión de cumplir el objetivo de déficit del 3,1% para este año.
En esta línea, ha valorado que la Comisión Europea revisó su pronóstico en medio punto al alza, hasta el 2,8%, al igual que ha hecho este miércoles la OCDE, que también ha revisado al 2,4% su pronóstico para 2018. Según Garrido, la mejora de las previsiones en general se debe a la evolución reciente de la economía española, que confirma un "cambio sustancial" en el patrón de crecimiento, con una aportación positiva tanto de la demanda interna como de la externa, y con una evolución "muy positiva" de los principales indicadores económicos.
De esta forma, ha explicado que el cuadro macroeconómico previsto por el Gobierno es "prudente" y "conservador" y ha recordado que las proyecciones recogidas en el proyecto de Presupuestos "han quedado ya superadas", por lo que el programa de estabilidad revisó en dos décimas al alza, hasta el 2,7%, la previsión de crecimiento. Además, se contempla una creación de medio millón de empleos, una reducción del número de desempleados de 458.000 personas y una tasa de paro del 16,6%, dos puntos menos que en 2016.
El crecimiento del 0,8% trimestral registrado en el primer trimestre se eleva al 3% a nivel anual y confirma un crecimiento que "mantiene el dinamismo y no solo no muestra signos de desaceleración, sino que se acelera", ha enfatizado Garrido, quien ha resaltado que la composición del PIB en el primer trimestre del año ha sido "más equilibrada" que en 2016.
EL "PROBLEMA" DE LA "BAJA PRODUCTIVIDAD"
En esta línea, ha valorado que el peso del sector exterior, el componente "más dinámico" de la actividad económica, se ha incrementado del 25% del PIB que representaba en 2008 al 33% del PIB, en tanto que el peso del sector de la construcción ha disminuido del 19% al 10% del PIB.
A su vez, crece la base exportadora y las exportaciones no se concentran solo en el turismo, ya que este representa 5.000 millones del total de 30.000 millones que se exporta en la actualidad. En cualquier caso, Garrido ha reconocido, coincidiendo con el senador de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que España tiene un "problema de falta de productividad y de tamaño empresarial", por lo que el Ministerio de Economía trabaja en un plan para detectar los obstáculos al crecimiento de las empresas en lo referido a los umbrales laborales o fiscales, entre otros.
De esta forma, ha avanzado que desde el departamento de Luis de Guindos se profundizará en la Ley de Garantía de Unidad de Mercado y en la mejora del clima de negocio de las empresas.
De igual forma, Garrido ha negado que se haya producido una devaluación salarial en las retribuciones de los empleados y en las pensiones, ya que el alza de las pensiones desde 2014 es del 0,25%, mientras que la inflación fue del -0,2% en 2016, por lo que las pensiones acumularon en los ejercicios 2014, 2015 y 2016 una ganancia del 1,5%. Asimismo, la remuneración por asalariado deflactada por el factor del consumo privado aumentó un 0,2% en 2016, frente a una inflación del -0,2%.
La 'número dos' de Economía ha explicado que el presupuesto contemplado para la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa hasta 930 millones está "justificada" por la aportación a Grecia, al ICO y por el pago realizado en 2016 por una serie de años a aportaciones de instituciones financieras internacionales.
Así, ha pedido a todos los grupos que respalden con su voto los Presupuestos porque permitirá proyectar una "imagen de confianza y credibilidad" que acabará con cualquier "sombra de incertidumbre" que pudiera cernirse sobre España.