Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía revisará y eliminará obstáculos que dificulten el crecimiento empresarial

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha afirmado este lunes que el departamento de Economía, Industria y Competitividad trabaja en un estudio sobre la estrategia de crecimiento empresarial, de forma que analizará y revisará los umbrales regulatorios y los obstáculos que impidan el crecimiento de las empresas para su modificación o eliminación con el fin de mejorar la productividad.
Así lo ha señalado Garrido durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso para detallar el presupuesto de la Secretaría de Estado de Economía, en la que ha advertido de que uno de los problemas de la economía española es, entre otras "vulnerabilidades", es la baja productividad.
Garrido ha detallado que el estudio de los umbrales regulatorios y fiscales que impiden el crecimiento empresarial está "muy avanzado". "Vamos a estudiarlos para modificarlos o incluso eliminarlos", ha apuntado, añadiendo que se tendrá en cuenta el clima de negocio y se procederá a una "clarificación" del mapa de ayudas públicas.
Asimismo, ha indicado que el Ministerio de Economía garantizará la adecuada supervisión de los mercados, por lo que espera que se puedan alcanzar acuerdos con la mayor parte de grupos políticos en torno a establecer un funcionamiento "eficiente y competitivo" de los organismos supervisores.
Garrido ha explicado que el Gobierno remitirá antes de que finalice el mes de abril el Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad, que irá acompañado de un cuadro macroeconómico plurianual para el período 2017-2020 y que previsiblemente incluirá "algún cambio" respecto a los datos del escenario más actualizado, como un alza del PIB del 2,7% avanzado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dos décimas más de lo previsto.
CAMBIO DE PATRÓN DE CRECIMIENTO.
Los cambios "en ningún caso invalidarán aspectos fundamentales de estos presupuestos porque se han elaborado criterios muy prudentes", ha remarcado Garrido, quien ha destacado que la economía española se encuentra en una fase de "robusto" crecimiento y ha pedido el mayor apoyo parlamentario posible para mantener las reformas y que éstas "nazcan del diálogo y con vocación de estabilidad".
Este cambio se evidencia en una comparativa entre 2008 y 2016, periodo en el que el peso de la construcción se ha reducido 9,5 puntos porcentuales, al pasar del 19,5% al 10%, respectivamente, mientras que las exportaciones han crecido del 25% al33% gracias a las ganancias de competitividad acumuladas en los últimos años.
En esta línea, ha indicado que otros países también se han visto beneficiados por los mismos vientos de cola que España y sin embargo su crecimiento no es tan "dinámico" como el de la economía española, que además es "intensivo" en creación de empleo. "España está cambiando su patrón de crecimiento, con una economía más sostenible, equilibrada, robusta y abierta al exterior", ha enfatizado
Respecto la estrategia de financiación del Estado, Garrido ha explicado que España es muy vulnerable a la volatilidad de los tipos de interés y ha abogado por que el Tesoro Público prosiga con la estrategia que le ha dado "buenos resultados", basada en alargar la vida media de la deuda, abaratar sus costes, diversificar la base inversora y recuperar las inversiones de no residentes.
A cierre de marzo, la vida de la deuda ha aumentado hasta los 6,91 años, frente a los 6,81 de cierre de 2016, mientras que el coste medio de las emisiones se ha reducido al 0,69% en marzo desde el 0,61% de cierre de 2016 y el 0,84% de 2015, en tanto que el coste medio de la deuda en circulación en marzo se situó en el 2,68%, frente al 2,77% del año pasado y el 3,12% de 2015.
Además, ha defendido que no se ha producido una pérdida de poder adquisitivo, ya que la remuneración real aumentó un 0,2% de promedio, al tiempo que la subida salarial en 2016 creció un 1,1% en paralelo a una inflación media del -0,2%. A esto se suma que las pensiones se han revalorizado un 0,25%, acumulando una ganancia de poder adquisitivo en los años 2014, 2015 y 2016 del 1,5%.
LA OPOSICIÓN CUESTIONA EL CRECIMIENTO.
Por su parte, el portavoz económico del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, ha reprochado a Garrido que dos terceras partes de los datos económicos se expliquen por factores"transitorios" y no estructurales, y que el empleo que se crea sea tan "precario" y no llegue a la mayoría de la población.
Saura ha abogado por combinar el crecimiento económico y la cohesión social y ha afeado que el gasto social vaya a perder peso respecto al PIB y que el Gobierno presuma del alza de las exportaciones cuando "siempre han crecido tras las crisis económicas".
Asimismo, el portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Presupuestos, Alberto Montero, ha advertido de que "algo está cambiando en la economía española y es para mucho peor", ya que los PGE de 2017 "no resuelven los problemas de fondo", sino que"consolidan los recortes" producidos por la vía del acuerdo de no disponibilidad.
A su vez, el portavoz económico de Ciudadanos, Toni Roldán, ha dicho ver "urgente" que se cambie el rumbo en materia laboral y se hagan políticas "más efectivas", al tiempo que ha pedido al PSOE "un poquito más de responsabilidad" de cara a los Presupuestos, que suponen un avance "muy significativo" en determinadas políticas.
Por último, la portavoz económica de los 'populares', Teresa Palmer, ha recordado que la AIReF describe el escenario macroeconómico del Gobierno como "prudente" y ha defendido que el Gobierno lleva a cabo una política económica "responsable" de mejora de la competitividad.