Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ebioss Energy construirá dos plantas en Reino Unido con 170 millones de inversión

Ebioss Energy ha firmado dos acuerdos con la empresa estatal china Energy China para la construcción de dos plantas de gasificación de Combustible Derivado de Residuo (RDF por sus siglas en inglés), procedente de residuo sólido urbano (RSU), para la producción de energía eléctrica y térmica.
Ambas plantas, que se ubicarán en las localidades inglesas de Newcastle y Hull, suponen una inversión conjunta de unos 170,6 millones de euros, anunció la empresa en una nota de prensa.
Estos proyectos son los primeros dentro del acuerdo marco de colaboración firmado por ambas compañías el pasado mes de mayo en Pekín (China) con el objeto de desarrollar plantas de gasificación RDF en Reino Unido.
El británico es un mercado con un gran potencial debido a las condiciones del sector, señala Ebioss. En Reino Unido, cada año se exportan tres millones de toneladas de RDF para su eliminación.
La empresa asegura que el coste de esta actividad supone unos 400 millones de euros anuales que se pueden ver reducidos a la mitad con la construcción de plantas de gasificación con la tecnología de la propia Ebioss Energy.
La primera planta de gasificación, Catfoss, situada en Newcastle, tendrá una potencia eléctrica de hasta 12 megavatios (MW) y una capacidad de tratamiento de hasta 72.000 toneladas anuales de RSU.
Catfoss supone una inversión total aproximada de 62 millones de euros (53 millones de libras), cuya financiación será 25% en 'equity' y un 75% en forma de 'project financing', a través de una entidad financiera designada por Energy China.
El segundo proyecto, conocido como Hull y situado en la localidad del mismo nombre, tendrá una potencia eléctrica de hasta 20 MW y una capacidad de tratamiento de hasta 120.000 toneladas anuales de RSU.
Hull supone una inversión total aproximada de 108,7 millones de euros (93 millones de libras), cuya financiación se estructurará a través de un 25% de 'equity' y un 75% en forma de 'project financing', por parte de una entidad financiera designada por Energy China.
Del total del 'equity' invertido en ambos proyectos, un 51% será aportado por los inversores chinos, un 20% por el desarrollador local del proyecto y otro 29% por parte de Ebioss Energy o un inversor designado por éste.
Según el acuerdo firmado por Ebioss Energy y la empresa estatal china, Energy China será la encargada de la construcción de los proyectos a través de dos contratos EPC y subcontratará a Eqtec Iberia, filial de Ebioss Energy, para implementar su tecnología EGT (Eqtec Gasifier Technology).
Los acuerdos firmados son jurídicamente vinculantes y su ejecución está sujeta únicamente a la realización positiva de una 'due diligence' legal, financiera y técnica.