Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC no apoyará la reforma de autónomos si no incluye la deducción de vales de comida

Esquerra Republicana (ERC) ha avanzado este jueves que no apoyará la Reforma Urgente del Trabajo Autónomo si no incluye la deducción de las comidas en horario laboral para estos trabajadores y la inclusión de las asociaciones de autónomos de Cataluña en el Consejo Económico y Social (CES).
Así lo ha señalado el portavoz de Empleo de los republicanos catalanes, Joan Capdevila, en rueda de prensa en el Congreso, en la que ha mostrado su temor de que la reforma, impulsada por Ciudadanos, se quede en una mera "colección de parches".
Capdevila defiende que, si esto es así, al menos se incorporen estas propuestas al texto legislativo, que aún se encuentra en fase de ponencia en el Congreso --pese haber superado su admisión a trámite en noviembre de 2016--, a la espera de que pasar a comisión, donde deberán debatirse y votarse las enmiendas que queden 'vivas'.
El independentista catalán ha hecho estas reivindicaciones después de comprobar que en las propuestas trasladadas por el PP y Ciudadanos para llegar a acuerdos que incorporar a la ponencia no se encuentran estos aspectos a los que, ha asegurado, no piensan "renunciar" durante la tramitación de la futura ley, tanto en el Congreso como en el Senado.
"UNA DE LAS MEDIDAS MÁS POPULARES"
La propuesta de Esquerra pasa por permitir deducciones hasta un límite de nueve euros diarios, como en el caso de los asalariados, "siempre que este gasto sea demostrado de forma fehaciente, se produzca en días laborales y en establecimientos de hostelería", y defienden que el sistema más seguro es el de vales de comida o tarjetas cerradas para este uso.
Esquerra defiende que "sería una de las medidas más populares en el colectivo y de mayor eficiencia fiscal, no sólo para los autónomos que se puedan beneficiar sino también para la eficacia recaudadora, ya que asegura el buen uso de la exención fiscal".
En todo caso, ha manifestado su preocupación por que esta ley suponga "una pérdida de ocasión de abrir el melón de los autónomos y una oportunidad perdida". "Nos tememos que será una ley de parches" que no resuelvan la situación, a su juicio, de fondo: "la discriminación con que desde siempre se ha tratado a los autónomos".