Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC urge al Gobierno a suspender vía decreto la ley que permite dejar una empresa por no cobrar dividendos

El Congreso lo reclamó en abril, con el voto incluso del PP, pero aún está en vigor y puede perjudicar a pequeñas sociedades
Esquerra Republicana (ERC) quiere saber si el Gobierno suspenderá el derecho de separación de los socios de las empresas a la hora de cobrar dividendos, tal y como aprobó la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso, donde la iniciativa de los republicanos contó con el respaldo del PP.
Así, el portavoz de Economía de la formación catalana, Joan Capdevila, ha registrado una batería de preguntas dirigidas al Gobierno en la que le recuerda que durante este mes de junio las sociedades participadas deben dar cumplimiento a la distribución de dividendos, y pregunta cuándo piensa el Gobierno dar cumplimiento a este acuerdo de la Cámara Baja, en qué plazo, y si no es así, por qué motivo.
El pasado mes de abril, la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso aprobó una proposición no de ley de ERC que instaba al Gobierno a "suspender inmediatamente la aplicación del artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital mediante la aprobación de un real Decreto-ley".
Este artículo reconoce el derecho de separación del socio de una empresa en caso de que la junta de accionistas no acuerde el reparto de dividendos, por valor de al menos un tercio de los beneficios que se hubieran obtenido en el ejercicio anterior.
COMPRAR SU PARTE
De esta forma, la empresa está automáticamente obligada a adquirir o bien a reembolsar a este socio el valor razonable de su participación en el capital determinado en el precio de dos meses. A pesar de que fue incorporado a la ley a través de una modificación normativa en 2010, el artículo quedó suspendido hasta el pasado 1 de enero de 2017 .
Según advierte Esquerra, este derecho puede amenazar la supervivencia de pequeñas y medianas empresas que, por necesidad, hayan acordado no repartir dividendos, y que ante esta obligación, corren el riesgo de disolverse y liquidarse.
Durante su debate en Comisión el pasado mes de abril, Esquerra recabó el apoyo del PP, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos, PNV, PDeCAT y Foro. El PSOE fue el único grupo representado en la comisión que no votó a favor, pues decidió abstenerse.