Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide crear en el Congreso una subcomisión que determine el coste del rescate bancario

El grupo parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) ha registrado este viernes en el Congreso una solicitud para crear una subcomisión dentro de la Comisión de Economía y Competitividad que analice el sistema financiero y determine los costes reales del rescate bancario.
En este grupo de trabajo, la formación nacionalista catalana aboga por revisar y evaluar el procedimiento seguido para la reordenación bancaria, el destino concreto de los fondos utilizados y el impacto dentro del propio sector pues, denuncian, desencadenó entre otras cosas la fusión de entidades, el cierre de oficinas y la pérdida de puestos de trabajo.
Asimismo, también quieren analizar las consecuencias que tuvo todo este proceso para la población "por la proliferación y mala información sobre productos financieros de alto riesgo", y detectar posibles irregularidades en el proceso para señalar, si fuera el caso, responsabilidades técnicas y políticas.
Esquerra plantea que la subcomisión cuente con un plazo de seis meses desde su constitución para establecer unas conclusiones que elevaría a la Comisión de Economía y Competitividad. Ester Capella, diputada que ha registrado la solicitud, ha destacado la necesidad de saber "si la respuesta para hacer frente a aquella crisis fue la adecuada". "No puede volver a ocurrir", ha dicho.
Los independentistas catalanes recuerdan "la profunda reestructuración que vivió el sector con la crisis financiera desde 2008", y "la fuerte inyección de recursos públicos que requirió, más de 110.000 millones de euros entre capital y avales".
REPERCUSIONES DIRECTAS EN LOS CLIENTES
Asimismo, denuncian "las repercusiones directas hacia sus clientes a través de la comercialización de productos financieros de riesgo en los que quedaron atrapados miles de personas".
Por último, Capella ha destacado la necesidad de conocer "las perspectivas de futuro del modelo financiero", ya que están ante "la realidad preocupante de no saber si el Estado va a recuperar los recursos públicos destinados en su día a salvar al sistema financiero", y ha reivindicado que el sistema "sea fiable y transparente para que la ciudadanía pueda volver a confiar en él".