Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU cree que "tiene sentido" mantener la puerta abierta a negociar el TTIP con la UE

Estados Unidos ha dejado entrever que mantiene la puerta abierta a retomar las negociaciones con la Unión Europea para negociar un acuerdo de libre comercio transatlántico (TTIP, por sus siglas en inglés), porque el bloque comunitario es uno de sus principales socios comerciales y "tiene sentido" buscar un pacto comercial.
"La Unión Europea es uno de nuestros mayores socios comerciales y cualquier negociación legal debe llevarse a nivel europeo y no de manera individual con países", ha explicado el secretario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross, en declaraciones a la cadena CNBC.
"Por eso tiene sentido continuar con las negociaciones del TTIP y trabajar hacia una solución que mejore de manera general el comercio, a la vez que reduce el déficit comercial", ha añadido.
La Unión Europea asumió a principios de año que el giro proteccionista de la nueva Administración de Donald Trump dejaba en el "congelador" la negociación del TTI, que también ha sufrido fuertes críticas de la opinión pública europea y ciertas reservas de algunos Estados miembros.
En sus últimas comparecencias, sin embargo, la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, se ha resistido a dar por enterrado el acuerdo y ha pedido "tiempo" y reflexión por las dos partes antes de explorar el futuro de unas negociaciones que arrancaron en 2013.
Entre tanto, los Veintiocho han optado por agilizar las conversaciones con otros socios internacionales de peso y ultima acuerdos de libre comercio con México y Japón, además de apuntar otros retos como el Mercosur.
Las declaraciones de Ross se producen días después de que el presidente norteamericano elevara el tono contra Alemania, país al que acusó a través de Twitter de llevar a cabo políticas "muy malas" en materia de comercio y defensa.
Trump también aprovechó sus contactos con representantes de la Unión Europea el pasado jueves en Bruselas y se quejó de los efectos para la economía estadounidense del superávit comercial de Alemania.