Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi asegura que la deuda pública italiana es "sostenible" pero no hay "margen para la complacencia"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado este lunes durante su intervención en el Parlamento Europeo que la deuda pública italiana es "sostenible" pero que no existe "margen para la complacencia" porque sigue siendo elevada y, por lo tanto, el país es vulnerable a posibles shocks.
"La deuda italiana es sostenible", ha garantizado Draghi ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara. Si embargo, ha advertido de que no hay "margen par ala complacencia" porque Italia tiene uno de los índices de deuda per cápita más importantes y por eso es vulnerable a shocks".
Además, ha explicado que los costes de los préstamos "se han normalizado en los últimos años" y que "el crecimiento de Italia va poco a poco en aumento". No obstante, ha instado a Roma a "respetar sus compromisos bajo el Pacto de Estabilidad y Crecimiento", en especial los referidos al superávit primario y a la continuación de las reformas estructurales.
Además, el político italiano ha afirmado que que la institución no tiene previsto "nada especial" para actuar en caso de posibles turbulencias en las entidades financieras italianas tras el referéndum de este domingo sobre la reforma constitucional, al que el primer ministro Matteo Renzi ha vinculado su continuidad.
"El BCE no ha previsto nada en especial porque tampoco encajaría en nuestro mandato una posible intervención. Tenemos normas y directivas europeas. La mejor contribución que puede hacer el BCE al proceso es garantizar que la supervisión y la regulación está bien diseñada e implementada", ha afirmado.
Por último, Draghi ha evitad "especular" sobre la posible salida del país transalpino del euro en caso de una victoria del 'no' en el referéndum de este domingo. "No voy a comentar las opiniones de gente sobre artículos de otra gente", ha zanjado.
LA DEUDA GRIEGA SÍ PLANTEA "SERIAS PREOCUPACIONES"
Al contrario que en caso de Italia, el presidente del BCE sí que ha asegurado que hay "serias preocupaciones" sobre la sostenibilidad de la deuda pública en el caso de Grecia, al mismo tiempo que ha mostrado su confianza en que las autoridades helenas y la troika logren un acuerdo sobre la segunda revisión del rescate.
En este sentido, Draghi ha remarcado que interesa tanto a Atenas como al conjunto de la zona euro encontrar una solución que garantice la sostenibilidad de la deuda griega en el corto y en el largo plazo.
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, se ha desplazado este lunes y este martes a la capital griega para mantener contactos con las autoridades del país en relación a esta segunda revisión del programa.
Precisamente, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha afirmado que se han conseguido "progresos sustanciales" y mostrado en rueda de prensa su confianza en que se alcance un acuerdo pronto, aunque no ha querido detallar si será posible lograrlo en la reunión de ministros de Economía y Finanzas (Eurogrupo) del próximo lunes, 5 de diciembre.