Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi insta a respetar la "integridad" del mercado único en la futura relación entre la UE y Reino Unido

"Cuando más larga sea la incertidumbre, más relevantes serán las consecuencias", ha advertido
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha defendido este lunes en el Parlamento Europeo que "lo más importante" de la futura relación entre la Unión Europea y Reino Unido es que se respete la "integridad" del mercado único, y ha subrayado que todos los actores tienen que estar sujetos a las mismas reglas.
"Sin importar el tipo de relación que surja entre la UE y el Reino Unido, lo más importante es que la integridad de el mercado único sea respetada. Cualquier resultado debería garantizar que todos los participantes estén sujetos a las mismas reglas", ha señalado el banquero italiano durante su intervención en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.
En su discurso inicial, Draghi ha reconocido que la victoria en el referéndum a favor de que Londres abandone el bloque comunitario y sus implicaciones para la eurozona son un "reto", y ha señalado que sus efectos dependerán del tiempo, el desarrollo y el resultado final de las negociaciones entre Bruselas y Londres.
Así, el italiano ha recordado que tanto el sistema financiero como la economía real han demostrado su "resiliencia" en el corto plazo, pero ha señalado que las consecuencias a largo y medio plazo son más complicadas de prever. "Cuanto más larga sea la incertidumbre, más relevantes serán las consecuencias", ha advertido.
En la misma línea, Draghi ha subrayado que los líderes europeos reiteraron en la cumbre de Bratislava que "las cuatro libertades van juntas", en alusión a la libertad de movimiento de personas, bienes, servicios y capitales.
"Es muy difícil imaginar que cualquier acuerdo que fuese percibido como discriminatorio contra algunas cuestiones o en favor de otras cuestiones pueda ser una fuente de estabilidad para el futuro de la UE", ha destacado.
"Por decirlo de otro modo. Estamos ante una transición muy difícil. Cómo salimos de ella va a influir en la estabilidad de la UE. Si el resultado respeta lo que los líderes han dicho, podemos decir con confianza que la UE será estable en el futuro. Si no, será diferente", ha insistido el presidente del BCE.