Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi insiste en que el trabajo del BCE todavía no ha concluido

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha subrayado este lunes que la estrategia aplicada por el organismo ha conseguido impulsar y estabilizar el crecimiento económico de la zona euro, compensando "claramente" los posibles efectos secundarios de una política monetaria ultra laxa, aunque ha defendido que todavía es "demasiado pronto" para iniciar el camino de la normalización.
En un discurso ante el Parlamento de Países Bajos, Draghi ha insistido en que los salarios, uno de los principales motores internos de la inflación, todavía no han respondido a la recuperación económica, a pesar de las amplias mejores experimentadas por los mercados laborales de zona euro.
En este sentido, el banquero italiano considera que es "demasiado pronto" para considerar que la estrategia del BCE ha sido un "exito", por lo que ha señalado que sigue siendo "necesario" mantener un grado de acomodación monetaria "muy sustancial" con el objetivo de estimular la senda de inflación hacia los objetivos del BCE en el medio plazo.
"En el contexto de una recuperación cada vez más sólida, los beneficios de nuestra política monetaria superan claramente los efectos secundarios potenciales", afirmó Draghi, que agregó que gracias a la política monetaria del BCE, actualmente existen cada vez más evidencias de que el crecimiento económico se está afianzando y ampliando.
"Los datos recibidos confirman que la recuperación cíclica de la economía de la zona euro se está volviendo cada vez más sólida y que los riesgos a la baja han disminuido todavía más", incidió el presidente del BCE.