Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi se estrena en el BCE con una rebaja de los tipos de un cuarto de punto

El nuevo presidente del organismo decide bajar los tipos hasta el 1,25%

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido bajar los tipos de interés de la zona euro en un cuarto de punto, hasta el 1,25%, en la primera reunión del italiano Mario Draghi como presidente de la institución. La reunión de este jueves ha estado marcada por una renovada tensión en la zona euro por la crisis de deuda y, más concretamente, por la situación de Grecia.
La llegada del hasta ahora gobernador de la Banca de Italia a la presidencia del BCE se ha producido en un momento en el que la eurozona se enfrenta a un nuevo desafío tras la decisión del Gobierno griego de Yorgos Papandreu de convocar un referéndum sobre el segundo plan de rescate de la UE, que ha provocado un nuevo episodio de tensión en las bolsas y en los mercados de deuda y que amenaza con acabar con el actual Ejecutivo griego.
   Con esta decisión, Draghi se adelanta a las previsiones de la mayoría de los analistas, que, aunque esperaban una bajada de tipos en el corto plazo debido a la actual situación de la economía global, no pensaban que se produjera antes de la reunión de diciembre.
   Al final, en la decisión del BCE no ha pesado la estimación adelantada de inflación de la zona euro, que prevé una tasa de inflación para el mes de octubre del 3%, porcentaje idéntico al nivel registrado en septiembre, y por encima del objetivo de inflación del 2%.
   Asimismo, la atención también se centrará en la rueda de prensa del nuevo presidente del BCE con el objetivo de comprobar si mantiene la línea defendida por su predecesor en el cargo, Jean Claude Trichet, en las últimas reuniones, así como cuál es su postura sobre el papel del BCE en la resolución de la crisis de deuda.
   El BCE ha subido los tipos de interés en un cuarto de punto en dos ocasiones este año, en el mes de abril y en el mes de julio, después de que hubieran permanecido en el 1%, su mínimo histórico, desde el mes de mayo de 2009 con el objetivo de apoyar la recuperación de la economía de la eurozona.