Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dijsselbloem dice que España puede ser uno de los "motores económicos" de la eurozona

El presidente del Eurogrupo rectifica sus declaraciones sobre la crisis en ChipreEFE

España cuenta con el potencial para experimentar una recuperación económica "muy fuerte" que transforme al país en uno de los "motores económicos" de la zona euro, ha afirmado este jueves el presidente del Eurogrupo y ministro holandés de Finanzas, Jeroen Dijsselbloem.

"España tiene el potencial para convertirse en uno de los motores económicos de la zona euro", apuntó el presidente del Eurogrupo durante su intervención en una conferencia organizada por la Universidad de Cork (Irlanda).
"No me sorprendería si España sorprendiera a todos mostrando una recuperación económica muy fuerte", añadió el ministro holandés, quien señaló que la economía de la eurozona está mostrando signos de que superará la recesión a finales de año.
"No se espera una recuperación significativa en el conjunto de la eurozona hasta finales de año y persistirán diferencias significativas entre los estados miembros", añadió.
PRÓRROGA PARA IRLANDA Y PORTUGAL
Por otro lado, Dijsselbloem confirmó que los ministros de Finanzas de la eurozona probablemente pactarán este viernes conceder a Portugal e Irlanda una prórroga de siete años para devolver las ayudas recibidas con el fin de ayudar al retorno de ambos países a los mercados de capitales.
"La actitud es muy positiva hacia la extensión de los vencimientos tanto de Irlanda como de Portugal", aseguró el presidente del Eurogrupo, quien expresó su confianza en que el Eurogrupo sea capaz de formalizar esta prórroga en su reunión del viernes. "Espero que podamos cerrarlo mañana", dijo.
El vencimiento medio de los préstamos recibidos por Irlanda es de 12,5 años, mientras que el de las ayudas a Portugal oscila entre 12,5 y 14,7 años, dependiendo de la procedencia de los fondos.
En principio, se espera que Irlanda regrese a los mercados a finales de este año y que Portugal haga lo propio en 2014.