Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deutsche Bank vende Abbey Life por 1.000 millones a Phoenix Life Holdings

El consejero delegado de la entidad niega que solicitase un rescate del Gobierno alemán
Deutsche Bank, entidad que está experimentando una crisis bursátil ante los rumores de un posible rescate, ha alcanzado un acuerdo para vender su negocio británico de seguros Abbey Life por 935 millones de libras (1.085 millones de euros) a Phoenix Life Holdings, según informó en un comunicado.
La operación, que aún debe recibir el visto bueno de las autoridades regulatorias, tendrá un impacto positivo en el capital de la entidad alemana que mejorará su capital básico CET1 a fecha del 30 de junio de 2016 en 10 puntos básicos en base 'pro-forma'.
No obstante, la transacción provocará unas pérdidas previstas antes de impuestos de 800 millones de euros, como resultado de un deterioro en el fondo de comercio y el los activos intangibles.
El consejero delegado de la compañía, John Cryan, informó que la entidad continuará centrándose en sus negocios principales y subrayó que el acuerdo "fortalece" la posición de capital de Deutsche Bank. "Continuamos construyendo un Deutsche Bank mejor y más simple", apostilló.
Asimismo, en una entrevista con el diario Bild Cryan, ha negado que solicitase un rescate a la canciller alemana Angela Merkel para afrontar una multa de 14.000 millones de dólares (12.500 millones de euros) para resolver una investigación relacionada con los activos respaldados por hipotecas basura, una información que provocó que las acciones de la entidad se desplomasen hasta mínimos históricos.
"En ningún momento he solicitado el apoyo de la canciller ni le he sugerido nada por el estilo", explicó Cryan a la cabecera alemana, lo que ha provocado que las acciones del banco alemán respondan positivamente a la operación y a las palabras de su consejero delegado, y a pocas horas de la media sesión se revalorizaban un más de un 2% en la Bolsa de Fráncfort, hasta el nivel de los 10,80 euros.