Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos pedirán a España que suba el IVA

Quieren que se suprima la deducción por vivienda y aumente la edad de jubilación

Merkel confía en que se pueda cerrar el pacto de crecimiento

Si el Gobierno no cumple, la UE podría pedir que se congele el rescate bancario

Durao Barroso considera un "error" pensar que un Consejo estabilizará la situación

Los líderes europeos pedirán en la cumbre que comienza hoy a España que aumente el IVA y los impuestos medioambientales y suprima la deducción por vivienda que reintrodujo el Gobierno de Mariano Rajoy con el objetivo de hacer que el sistema fiscal favorezca más el crecimiento y evite la creación de nuevas burbujas inmobiliarias. Ángela Merkel ha dicho que confía en que se pueda cerrar el pacto de crecimiento. España, por su parte, tiene por objetivo buscar una solución urgente que permita reducir la prima de riesgo española y estabilizar los mercados financieros. Pese a todo, la cumbre que iba a ser decisiva empieza a perder fuerza. Según el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso "es un error" pensar que un Consejo va a estabilizar a los mercados.
El Consejo Europeo aprobará las recomendaciones de política económica que espera que España ponga en marcha en los próximos meses para corregir sus desequilibrios económicos. En caso de que el Gobierno no cumpla, la UE podría pedir que se congele el rescate bancario, según han explicado fuentes comunitarias.
Los líderes europeos reclaman además que la edad de jubilación en España siga retrasándose a medida que mejore la esperanza de vida. No obstante, se ha suprimido la petición inicial de Bruselas de que se acelerara la entrada en vigor de la nueva edad legal de 67 años que se aprobó en la reforma del año pasado.
El texto final que saldrá de la cumbre suprime la palabra acelerar y reclama "garantizar que la edad de jubilación aumente en línea con la esperanza de vida". Eso sí, pide también más "medidas concretas" para garantizar que las personas mayores sigan en el mercado laboral el mayor tiempo posible.
Por lo que se refiere al IVA no ha habido ninguna modificación a la propuesta del Ejecutivo comunitario. Los líderes europeos reclaman al Gobierno de Rajoy "abordar la baja proporción de ingresos por IVA ampliando la base imponible del IVA". Ello puede hacerse, según Bruselas, suprimiendo exenciones y eliminando los tipos reducidos (8%) y superreducidos (4%) que se aplican a muchos productos.
Los jefes de Estado y de Gobierno también piden "un menor sesgo impositivo hacia el endeudamiento y la propiedad (en relación al alquiler)".
En cuanto a la consolidación fiscal, la UE reclama un esfuerzo de ajuste anual superior al 1,5% del PIB y la aprobación a finales de julio de un plan presupuestario bianual para 2013-2014. También solicita que se vigile estrechamente la ejecutoria de las comunidades autónomas y que se cree una oficina presupuestaria independiente para controlar la política fiscal.
El Consejo Europeo recomienda a España que aplique la reforma laboral y "adopte medidas adicionales para aumentar la eficacia de las políticas activas de empleo". Entre ellas, "reforzar la coordinación entre el INEM y los servicios públicos de empleo regionales", de manera que compartan información sobre las vacantes de empleo.
El Gobierno debe además revisar las prioridades de gasto y dedicar más dinero para las pymes, investigación, innovación y jóvenes. La UE ve prioritario aumentar los esfuerzos para reducir el abandono escolar y aumentar la participación en formación profesional y formación continua para ajustar las cualificaciones a lo que pide el mercado de trabajo.
Riesgo de pobreza y exclusión social
La mejora de la formación de los grupos más vulnerables y los servicios de apoyo a la familia y a los niños son las dos recetas que la UE recomienda a España para disminuir el riesgo de pobreza y exclusión social.
Los líderes europeos reclaman además liberalizar las profesiones reguladas, reducir los plazos para obtener la licencia de apertura de un negocio y "eliminar las barreras para hacer negocios resultantes de solapamientos y normas múltiples a cargo de diferentes niveles de Gobierno".
España tendrá que completar de forma prioritaria las interconexiones energéticas con los países vecinos y "abordar el déficit de tarifa de manera global, mejorando la eficacia en materia de costes de la cadena de suministro eléctrico". Finalmente, el Consejo Europeo pide a España que complete la reforma del sector financiero.
Por su parte, España acude a la cita con el objetivo de buscar una solución urgente que permita reducir la prima de riesgo española y estabilizar los mercados financieros.Rajoy sigue insistiendo en la necesidad de crear una unión bancaria y fiscal a nivel europeo.
A pesar de todo, parece que la cumbre que iba a ser decisiva para Europa pierde fuerza. Ayer, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, afirmó que era un "error" pensar que un encuentro de este nivel iba a solucionar los problemas de los mercados.
No obstante, Merkel ha confiado en que en la cumbre se pueda cerrar el pacto europeo sobre el crecimiento. "Creo que hoy en el centro del debate está el pacto de crecimiento, en esto hemos venido trabajando en los últimos consejos de enero y marzo y creo que hoy podemos dejarlo cerrado".