Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un joven ultraderechista por ataques informáticos a varios medios

Material incautado a un joven ultraderechista detenido en Torreviatelecinco.es

La Policía Nacional ha detenido en Torrevieja a un joven ultraderechista como presunto responsable de los ataques informáticos y las amenazas de muerte recibidos en varios medios de comunicación digitales en los últimos días. El arrestado, de 19 años, tenía en su domicilio banderas nazis y preconstitucionales que han sido incautadas, así como dos ordenadores portátiles y dos discos duros.

El detenido, que ha sido localizado en 48 horas, había creado varios perfiles en distintas redes sociales desde los que reivindicó los ataques en nombre del “Comando Cibernético Fascista del Imperio Español”. Con su ataque ha saturado las webs de más de cinco periódicos online españoles, aunque sólo a uno de ellos ha causado un daño superior a los 100.000€.

Durante las últimas dos semanas diversos medios de comunicación  digitales han sido objeto de constantes ataques informáticos que han inutilizado sus páginas. Estos ataques han afectado su normal funcionamiento, impedido en algún caso la publicación de contenidos y acarreado graves perjuicios económicos y de imagen, además de la privación del ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información de los ciduadanos.

Estos medios digitales emplearon las redes sociales Facebook y Twitter para dar a conocer los hechos con los hashtags #nonoscallan o #ataquenodo50. Solo dos de los medios de comunicación afectados presentaron denuncia por lo sucedido ante la Policía Nacional.

Ataques masivos desde ordenadores en todo el mundo

El ataque informático perpetrado se conoce como DDoS (denegación de servicio distribuida) y básicamente consiste en que un gran número de ordenadores se comuniquen con un sistema informático de manera simultánea, por ejemplo que todos ellos visiten una página web o una red y soliciten determinados datos al unísono hasta conseguir que el objetivo se sature y deje de estar accesible.

El joven arrestado tenía conocimientos de informática que había adquirido de forma autodidacta. Para generar los ataques se valió de redes botnet, conjuntos de ordenadores comprometidos y diseminados a nivel mundial que se controlan remotamente desde cualquier punto del planeta.

Amenazas de muerte y de atentados

“Comando Cibernético Fascista del Imperio Español” es el nombre usado por el detenido para reivindicar a través de distintos perfiles en redes sociales los ataques. También usó este nombre para enviar varios e-mails en los que amenazaba con la colocación de artefactos explosivos y expresaba su intención de matar a los periodistas.