Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deoleo registró pérdidas de 26,8 millones hasta septiembre por los gastos no recurrentes

Deoleo, líder mundial en comercialización de aceite de oliva, registró pérdidas de 26,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, debido a los gastos no recurrentes que ascendieron a 26,2 millones de euros, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En concreto, el fabricante de Carbonell y Koipesol ha explicado que los gastos no recurrentes son consecuencia de la crisis de calidad en Italia y el rediseño integral de productos, procesos, sistemas y estructura.
La cifra de negocios cayó un 17,3% en este periodo, hasta alcanzar los 520 millones de euros, frente a los 628,7 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido a la estrategia de la compañía de enfocarse a ventas y provisiones rentables, con la consiguiente pérdida de volumen.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 19,3%, hasta los 38 millones de euros, y refleja que la rentabilidad de la compañía ha mejorado, como indica el incremento del margen Ebitda/ventas, que a septiembre se situó en el 7,3% frente al 5,1% de 2015.
Respecto a la deuda financiera neta, ésta creció ligeramente hasta los 547,9 millones de euros, un 4,5% más. La compañía ha subrayado que cuenta con unos niveles de "tesorería adecuada y suficiente" para el desempeño del negocio.
La unidad de negocio del Sur de Europa, que comprende España e Italia, registró una caída de los volúmenes debido a la priorización de las ventas con margen positivo y, por tanto, a la eliminación de algunas promociones y ventas no rentables. Sin embargo, el Ebitda evoluciona de forma positiva y se duplica con respecto a los nueve primeros meses de 2015.
Por su parte, en Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) se ha registrado una caída del 8% en volumen, debido a que han bajado las ventas en el canal menos rentable de Clubs (Cash & Carry), el coste de la materia prima y el efecto negativo de la divisa.
Sin embargo, se consolida la recuperación en el Norte de Europa con un Ebitda positivo, a pesar de la pérdida de determinados clientes a principios de año, mientras que la de mercados internacionales elevó un 9,5% su Ebitda respecto al ejercicio anterior y destaca el fuerte impulso del negocio en Oriente Medio y la debilidad de Sudamérica, especialmente en Brasil.
Por otro lado, la compañía ha explicado que los recientes nombramientos adoptados por el consejo de administración están encaminados a "definir y acelerar los planes de ahorro y eficiencia", cuyos resultados empezarán a ser visibles en el corto plazo.