Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dancausa (Bankinter) cree que la nueva norma contable tendrá un impacto muy pequeño

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, considera que la entrada en vigor el próximo 1 de enero de la norma IFRS 9 tendrá un impacto "muy pequeño", de entre 15 y 20 puntos básicos, sobre la ratio de capital CET1 'fully loaded' de la entidad, que se situaría entre el 11,15% y el 11,30% con la aplicación de la nueva normativa, por encima de los requerimientos regulatorios del Banco Central Europeo (BCE).
Así lo ha indicado la primera ejecutiva de la entidad durante la presentación de las cuentas semestrales de Bankinter, que han arrojado un beneficio neto de 241 millones de euros lo que supone un descenso del 15,7% respecto al mismo periodo de 2016 como consecuencia del impacto negativo del negocio en Portugal. Sin tener en cuenta la división lusa, el beneficio sería de 227,4 millones, un 16,4% más.
Dancausa ha matizado, no obstante, que los cálculos de la entidad de entre 15 y 20 puntos básicos, según las mejores estimaciones de la entidad, son provisionales y hay que cogerlos "con alfileres", puesto que los métodos de cálculo podrían sufrir modificaciones cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) remita la circular definitiva sobre la nueva norma contable.
En cualquier caso, la ejecutiva considera que el impacto de esta norma es "muy pequeño" y ha recordado que la entidad tiene los menores requerimientos del capital de la banca española, que son del 6,5%, por lo que ha subrayado que Bankinter se encuentra "enormemente desahogado" en términos de solvencia.
Dancausa, además, ha valorado "muy positivamente" la evolución de la economía española, por lo que ha enfatizado que la entidad dispone de "razones claras" para ser optimista, aunque ha precisado que "hay que mantenerse alerta" ante la evolución de las condiciones macroeconómicas.