Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El DORA mantiene los incentivos vigentes a las aerolíneas por creación de nuevas rutas de tráfico

Revisa sus previsiones de tráfico y eleva a 250 millones los pasajeros en 2021 mientras rebaja el coste de capital para todos los años
El Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) mantiene los incentivos vigentes a las aerolíneas por creación de nuevas rutas de tráfico aéreo, según el propio documento publicado este viernes por el Ministerio de Fomento.
A pesar de que abre la puerta al establecimiento de incentivos que tengan un efecto positivo en la demanda, fomentando, por ejemplo, la creación de nuevas rutas, se seguirán manteniendo las mismas bonificaciones recogidas en el año 2006.
Las tarifas de salida de pasajeros, PMR, seguridad y aterrizaje para los aeropuertos de Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla contarán con bonificaciones del 70% en vuelos interinsulares y del 15% a la Península; los aeropuertos canarios tendrán subvención en la salida y aterrizaje del 50% los días valle y la bonificación de pasajeros en conexión se mantendrá al 40%.
Asimismo, los aeropuertos estacionales de las regiones mencionadas contarán con un descuento del 20% en las tarifas de pasajeros y seguridad durante la época de menor tráfico.
LA COMPAÑÍA DEJÓ DE INGRESAR 136,7 MILLONES EN 2016
El mantenimiento de estas bonificaciones era uno de los grandes puntos de interés del DORA, pues la rebaja de las tasas aeroportuarias del 11% anunciada esta semana podía anticipar un recorte en los incentivos. Durante los nueve primeros meses de 2016, los últimos datos conocidos de la compañía, AENA ha dejado de ingresar un total de 136,7 millones por este tipo de incentivos.
Así, las aerolíneas contaron con unos incentivos por incrementos de pasajeros y nuevas rutas durante los tres primeros trimestres del pasado año de 53,7 millones de euros, a los que se suman otros 52,3 millones de euros por la bonificación de la tarifa por pasajero en conexión.
Finalmente, la disminución de las tarifas del 1,9%, vigente desde marzo de 2016, ha supuesto un impacto negativo en los ingresos regulados de AENA de 30,7 millones de euros.
Por primera vez en su historia, AENA podrá ser penalizada si no cumple con la inversión prevista en los plazos estipulados y con los estándares de calidad que se detallan en el DORA. Así, el documento desgrana una serie de indicadores a evaluar para medir la calidad del servicio prestado y, en consecuencia, penalizar o recompensar por el mismo.
Entre los indicadores señalados aparecen la satisfacción general de los pasajeros, la satisfacción con la limpieza, la orientación, la seguridad física, el confort o la accesibilidad, el tiempo de espera en el control de seguridad y la entrega de equipaje, la disponibilidad de equipos e instalaciones tanto en la terminal como en pista y tiempos de respuesta y demora.
ELEVA LA PREVISIÓN DE TRÁFICO
Por otra parte, el primer Documento de Regulación Aeroportuaria revisa al alza el tráfico de pasajeros durante los próximos cinco años hasta un total de 1.231,3 millones, un 5,4% más de los previstos inicialmente por AENA, lo que supone una media anual de 246,26 millones de pasajeros al año durante el próximo lustro.
Así, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) pronostica un volumen de pasajeros de 241,6 millones en 2017 --frente a los 225,8 millones previstos por Aena-- que se incrementará cada año gradualmente hasta alcanzar los 250 millones de pasajeros en 2021, 9,6 millones por encima del dato previsto por AENA este año.
La DGAC también estima que para 2021 los ingresos máximos anuales por pasajero se sitúen en 9,74 euros, lo que representa una reducción del 11,9% desde los niveles actuales de 10,9 euros y suponen una rebaja del 18,8% con respecto al precio previsto por AENA en 2021.
Asimismo, en el nuevo documento los costes de explotación durante los próximos cinco años se reducen en un total de 117,4 millones de euros, un 1,3%, hasta un total de 9.082 millones en el próximos años.
Por otra parte, el DORA rebaja las previsiones de costes de capital en un importe agregado en los próximos cinco años de 739,2 millones de euros, hasta 3.637,5 millones de euros en total, lo que supone una rebaja del 16,9% en relación con el plan de AENA.