Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luz verde a la conexión energética europea a través de España

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es el anfitrión de la cumbre enérgetica de Moncloa con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker; el presidente de la República francesa, Francois Hollande, y del primer ministro portugués Passos Coelho. Baja a recibir al presidente francés. Al que rajoy agarra por la cintura y el brazo hasta conducirlo a la escalinata. Turno de Portugal y del presidente de la Comisión Europea. Todos en Moncloa firman la conexión energética europea a través de España. De su compromiso nacerán las infraestructuras necesarias. Lo que se llama ya plan Juncker, por el presidente de la Comisión. Permitirán que Europa no dependa tanto del gas de Rusia y más ahora en plena crisis con Ucrania. En principio todo esto se notará en el bolsillo. Pero las energías, de unos y otros, se concentran también en Grecia. Pregunta inevitable tras las acusaciones del Gobierno de Tsipras contra España y Portugal por querer, según ellos, llevar a Grecia "al abismo". Del tercer rescate aquí ni sí ni no. Todos coinciden en que a Grecia le tiene que ir bien.