Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro anuncia un nuevo plan de proveedores para 2013

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno pondrá en marcha un nuevo plan de pago a proveedores para el año 2013, aunque en esta ocasión estará ligado al cumplimiento de la directiva de morosidad, que obliga a pagar a proveedores en menos de 30 días.

En un foro organizado por el diario 'La Razón', Montoro ha explicado que aún trabaja para cerrar la cuantía del plan, y ha asegurado que el objetivo será evitar la dilación en el pago de facturas por problemas de financiación, que acaban perjudicando negativamente a la imagen de España.
Montoro ha recordado que el plan de 2012 tuvo consecuencias macroeconómicas importantes, ya que ayudó a mantener, al menos, 150.000 empleos de forma directa. Además, ha garantizado que el Gobierno, al mismo tiempo, seguirá favoreciendo la liquidez de las comunidades autónomas y entidades locales.
El Gobierno diseñó un plan de pago a proveedores dotado con 27.000 millones de euros para el año 2012. Tras el éxito de dicho plan, el Gobierno decidió ampliarlo en más de 2.000 millones.
Según Montoro, el nuevo plan, ligado a la normativa que obligará a todas las administraciones públicas a pagar en un máximo de 30 días a sus proveedores, introducirá un elemento de fiabilidad.
Para poder llevar a cabo el nuevo plan, el Gobierno tendrá que modificar la legislación vigente pero, según Montoro, se trata de un instrumento "al alcance de la mano" del Gobierno que hay que utilizar.
Al mismo tiempo que se pone en marcha este nuevo plan, el titular de la cartera de Hacienda ha garantizado que el Gobierno seguirá favoreciendo la liquidez de las comunidades autónomas y entidades locales, algo "fundamental" para que se cumplan los plazos de los pagos en plazos "lo más estrictamente posibles".