Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Credit Suisse pierde 84 millones en los nueve primeros meses del año

Credit Suisse, el segundo mayor banco de Suiza, ha registrado pérdidas por importe neto de 91 millones de francos suizos (84 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, en contraste con el beneficio neto atribuido de 2.884 millones de francos suizos (2.671 millones de euros) correspondiente al mismo periodo de 2015, según ha informado la entidad.
Entre julio y septiembre, la entidad helvética ha logrado un beneficio neto atribuido de 41 millones de francos suizos (38 millones de euros), una cifra que supone un descenso del 94,7% con respecto al tercer trimestre del año pasado.
Los ingresos netos de Credit Suisse en los nueve primeros meses del ejercicio sumaron un total de 15.142 millones de francos suizos (14.026 millones de euros), un 22,7% menos que un año antes, mientras que en el tercer trimestre la cifra de negocio neta de la entidad retrocedió un 9,8%, hasta 5.396 millones de francos suizos (4.998 millones de euros).
El banco amplió el pasado mes de marzo el alcance de su programa de ajuste, por el que pretende reducir su plantilla en 6.000 efectivos durante 2016 y rebajar su base de costes operativos hasta 19.800 millones de francos suizos (18.337 millones de euros) en 2016 y a menos de 18.000 millones de francos suizos (16.670 millones de euros) para 2018.
A este respecto, el consejero delegado de Credit Suisse, Tidjane Thiam, destacó que el banco ya ha reducido su plantilla en 5.400 efectivos, con un ahorro anualizado de 1.500 millones de francos suizos (1.389 millones de euros) y señaló que la entidad "está en vías de superar el objetivo previsto para 2016".
Asimismo, el máximo ejecutivo de la entidad helvética destacó el fortalecimiento de la posición de capital de Credit Suisse, con una ratio de capital básico CET1 del 12% al final del tercer trimestre del año, incluyendo el impacto de la provisión de 357 millones de francos suizos (330 millones de euros) para afrontar litigios.