Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Convergència pregunta al Gobierno qué fue de la promesa de Rajoy de 2011 de acabar con los 'acueductos'

El PDECat, la antigua Convergència, ha registrado una pregunta dirigida al Gobierno interesándose por la promesa en 2011 de su presidente, Mariano Rajoy, de acabar con los 'acueductos', definiendo como tal la concatenación de 'puentes' por acumularse varias festividades en una misma semana.
Esta situación volverá a darse la segunda semana de diciembre, pues dos festividades --el día 6 (Constitución) y el día 8 de (Inmaculada Concepción)-- 'caen' en martes y jueves, por lo que partirán la semana sin dos días hábiles consecutivos.
Hace justamente cinco años, esta coincidencia despertó las protestas de las organizaciones empresariales, encabezadas por la CEOE, en un momento en el que reclamaban la adopción de diferentes medidas para ahorrar costes a las compañías y mejorar así la competitividad de la economía española.
LA PATRONAL EXIGIÓ...
De hecho, en plena campaña electoral a finales de 2011 llegaron a pedir la supresión de estos 'puentes' por los costes económicos que suponían, y propusieron trasladarlos a los lunes y viernes de esas semanas.
Tanto la CEOE como otras organizaciones empresariales como Cepyme, airearon tanto entonces como en años posteriores diferentes informes en los que calculaban las cuantiosas pérdidas económicas que suponían los puentes.
Así, llegaron a señalar que, comparándolo con lo que estimaban que podía suponer de pérdida un seguimiento total de una huelga general, cada día alcanzaba el 0,45% del PIB (entre 3.000 y 4.000 millones de euros, denunciaban).
... Y RAJOY SE COMPROMETIÓ
Días después de que se produjera el citado 'macropuente' de diciembre de 2011, Mariano Rajoy recogió estas inquietudes y se comprometió, durante su propia sesión de investidura, a suprimir estos 'puentes'.
El hoy presidente del Gobierno anunció que impulsarían una "racionalización" del calendario laboral "para hacer compatibles los derechos de los trabajadores con la competitividad de las empresas".
Sin embargo, durante toda la legislatura que duró su Gobierno y pese a contar con mayoría absoluta en las Ciortes, Rajoy no acometió dicha reforma, y ahora, cinco años después, vuelve a concentrarse otro 'macropuente' sin que ningún grupo haya presentado iniciativa alguna al respecto.
LA ANTIGUA CONVERGÈNCIA SÍ QUE SE ACUERDA DE LA FALLIDA PROMESA
La única persona que, anticipándose a este 'macropuente' de diciembre, ha querido recordar al presidente la promesa es el diputado Carles Campuzano, del PDECat --antigua Convergència--, partido integrado en el Grupo Mixto del Congreso.
Campuzano registró el pasado mes de octubre una pregunta en el Congreso para que solicita respuesta por escrito y en la que se interesa por el "estado" de "la propuesta de modificación del calendario laboral con el objetivo de eliminar los puentes y mejorar la productividad".
Paradójicamente, igual que cinco años atrás, la tan lamentada coincidencia de las festividades de la Inmaculada y la Constitución con un martes y jueves, precede a otra coincidencia, esta más perjudicial para los trabajadores: el hecho de que las fiestas de Navidad y Año Nuevo sean en fin de semana, concretamente en domingo.