Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera fija mañana los objetivos de déficit y deuda de las CCAA hasta 2020

También se modificará la metodología de cálculo del periodo medio de pago a proveedores
El Consejo de Política Fiscal y Financiera fijará este jueves los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para las Comunidades Autónomas durante los próximos tres años, el periodo 2018-2020, según el orden del día que el Ministerio de Hacienda ha remitido a los gobiernos regionales y al que ha tenido acceso Europa Press.
Entre los asuntos previstos la aprobación del acta de la sesión anterior, la aprobación, en su caso de la Memoria de Actuaciones del Consejo de Política Fiscal y Financiera del años 2016 y la información del Ministerio de Hacienda y Función Pública sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública y de la regla de gasto de las CCAA en el ejercicio de 2016.
Además, el Consejo de Política Fiscal y Financiera verá el informe sobre el proyecto de real decreto por el que se desarrolla la metodología de cálculo del periodo medio de pago a proveedores de las administraciones públicas, modificando así el Real Decreto 635/2014 de 25 de julio.
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, presidirán previsiblemente la reunión del CPFF, que tendrá lugar en la tarde del jueves y que se celebrará después de la reunión del pasado lunes de la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL).
En dicha reunión se acordó que las entidades locales seguirán con el objetivo del equilibrio presupuestario después de cinco ejercicios consecutivos de superávit, mientras que su objetivo de deuda pública será el 2,7% del PIB en 2018, el 2,6% en 2019 y el 2,5% en 2020.
OBJETIVOS DE DÉFICIT Y DEUDA
Por su parte, el objetivo de déficit público para 2016 marcado en la última reunión del CPFF, celebrado el pasado 1 de diciembre, quedó establecido en el 0,7% del PIB nacional para las CCAA.
A su vez, el objetivo de deuda pública para el conjunto de las CCAA para el ejercicio 2016 fue fijado en un 24,4% del PIB nacional, mientras que para el trienio 2017-2019 se estableció en los siguientes términos: 24,1% para 2017, 23,6% para 2018 y 22,7% para 2019.
Para este año está prevista una relajación generalizada de los objetivos ante el mayor margen conseguido por la menor exigencias de cumplimiento del déficit público, el notable crecimiento económico registrado y el consiguiente mayor margen que ofrecerá en el techo de gasto de 2018.
Los objetivos comprometidos con Bruselas fijan un déficit público del 2,2% para 2018, distribuido entre un 1,2% en la Seguridad Social, un 0,7% en la Administración Central y un 0,3% para las comunidades autónomas, frente al equilibrio que alcanzarán de nuevo las corporaciones locales.
De esta forma, tras salir del procedimiento de déficit excesivo el próximo año, el objetivo de déficit del conjunto de las administraciones pactado para 2019 se sitúa en el 1,3%, repartido entre la Seguridad Social (1%) y la Administración Central (0,3%) y con equilibrio presupuestario en comunidades autónomas y entidades locales.
En detalle, los objetivos de deuda son del 71,3% para la Administración Central en 2018 y el 70% en 2019 y del 23,6% y el 22,7% para las comunidades autónomas y del 2,8% y el 2,7% para las entidades locales, respectivamente.
De su lado, la deuda pública, que se situará en el 98,8% en 2017, bajará al 97,7% en 2018, al 95,4% en 2019 y al 92,5% en 2020, lo que supone una caída de algo más de seis puntos en estos cuatro años.
TECHO DE GASTO, EL PRÓXIMO LUNES
La fijación de los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda de las CCAA, así como de los ayuntamientos, es requisito previo a la aprobación del techo de gasto que determinará los Presupuestos Generales del Estado del próximo ejercicio.
El Gobierno adelantará un día la reunión del Consejo de Ministros de la próxima semana y, como para entonces no tendrá cumplidos todos los trámites, pospondrá al lunes 3 de julio la aprobación del techo de gasto de 2018, el prólogo de los próximos Presupuestos Generales que llegarán al Congreso el 30 de septiembre.
Según indicaron fuentes oficiales, el adelanto de la reunión del Consejo de Ministros se debe a que el viernes 30 de junio hay una cumbre bilateral con Polonia cerca de Cracovia que conlleva que el presidente y varios ministros se desplacen a ese país. Por ello, la reunión semanal del Consejo de Ministros se adelantará al jueves 29 de junio.
Ahora bien, ese mismo día está prevista la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) donde el Gobierno y las comunidades autónomas deben examinar el techo de gasto.
La legislación establece que los objetivos de estabilidad presupuestaria deben ser fijados "en el primer semestre de cada año" por acuerdo del Consejo de Ministros "y previo informe del Consejo de Política Fiscal y Financiera de las Comunidades Autónomas y de la Comisión Nacional de Administración Local en cuanto al ámbito de las mismas".
Por ello, el Gobierno tendrá que esperar a una nueva reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, ya el lunes 3 de julio, para aprobar el techo de gasto de 2018, sobre el que el ministro de Montoro ya adelantó que subirá hasta un 2,3% respecto al del año pasado, por lo que rondará los 120.000 millones de euros.
Ese acuerdo del techo de gasto deberá someterse a votación en sesión plenaria tanto en el Congreso como en el Senado, lo se prevé para la semana del 11 al 13 de julio.
Y sabiendo ya los límites de deuda y de gasto, el Gobierno podrá empezar a preparar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, que deberán presentarse en el Congreso ante del 30 de septiembre.