Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conmoción en las Bolsas europeas y asiáticas, con caídas de hasta más del 5%, tras la victoria de Trump

Los mercados asiáticos y europeos han recibido en general con fuertes retrocesos la inesperada victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses.
El Nikkei, principal índice de referencia en Japón, ha cerrado la sesión con un retroceso del 5,3%, mientras que el Hang Seng, el indicador más relevante de Hong Kong, ha caído un 2,2%.
En China, los retrocesos han sido más moderados. Tanto la Bolsa de Shanghai como la de Shenzen han cedido un 0,6% en la sesión de este miércoles.
En Europa, la victoria de Trump ha hecho temblar a las Bolsas, aunque menos que cuando Reino Unido dijo sí al 'Brexit'. El selectivo madrileño era el que más caía en la apertura, casi un 4%, mientras que París, Londres y Francfort abrían con descensos del 3%, del 2,1% y del 1,6%, respectivamente.
En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al dólar y se intercambiaba a 1,1115 en la apertura de los mercados europeos.
La victoria de Trump ha hundido el peso mexicano, que ha perdido un 10% de su valor frente al dólar. El Banco Central de México ha convocado una reunión de urgencia para analizar la situación y decidir si eleva o no los tipos de interés.
También el Banco Central de Japón celebrará una reunión de urgencia ante el desplome del mercado bursátil.
Y mientras los mercados bursátiles se hundían, los inversores acudían a los valores refugio, como el oro.
LOS ANALISTAS ESPERAN QUE SE MANTENGA LA VOLATILIDAD.
En términos generales, los analistas esperan que la volatilidad en los mercados continúe a la espera de que Trump defina claramente sus políticas.
El economista jefe de UniCredit en Estados Unidos, Harm Bandholz, ha señalado que "el alcance y la duración de las reacciones de los mercados dependerá de la actitud de Trump" en el poder.
"Si Trump arranca sus primeros 100 días con la construcción de un muro y la expulsión masiva de inmigrantes, el país entrará en el caos. Si hace elecciones sensatas y muestra una actitud tolerante, los efectos serán limitados", ha subrayado.
Por su parte, la institución financiera especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas Ebury ha afirmado que "las probabilidades de una subida de tipos de interés en diciembre por parte de la Reserva Federal han caído a menos del 50% tras la victoria de Donald Trump".
El jefe de la Oficina de Inversiones de Deutsche Asset Management, Stefan Kreuzkamp, ha subrayado que la victoria de Donald Trump ha cogido a los mercados por sorpresa, como demuestra su reacción inicial. "Esperamos que la volatilidad del mercado continúe ante el aumento de la incertidumbre política", ha indicado.
Desde Fidelity, el director mundial de inversiones en renta variable, Dominic Rossi, ha afirmado que no es sorprendente que tras la victoria de Trump los inversores estén recurriendo a valores refugio.
"La probabilidad de una subida de los tipos de interés en diciembre, seguida de dos subidas más en 2017, ha caído con fuerza. El dólar, que venía manteniendo una tendencia alcista en previsión de esta evolución ha girado a la baja. Estos dos factores eran amenazas para el mercado alcista y ahora se han alejado. La política monetaria seguirá siendo expansiva", ha apuntado Rossi.
Según Allianz Global Investors, hasta que se conozcan las políticas de Trump, su retórica sobre el comercio, la inmigración y la cooperación internacional "amenazarán el crecimiento económico de Estados Unidos y del mundo". "Las acciones europeas podrían irónicamente convertirse en un bastión de estabilidad en comparación con Estados Unidos", ha indicado.
Desde la firma MoneyCorp se espera que el dólar mantenga su tono alcista a largo plazo frente al euro y la libra. "La subida de tipos descontada antes de final de año por parte de la FED puede desactivarse, pero la divergencia de tipos de interés o el desacoplamiento de políticas monetarias seguirá favoreciendo al dólar", ha apuntado.