Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso abre la puerta a financiar parte de las pensiones vía impuestos

El Pleno del Congreso ha acordado, tras la aprobación de una enmienda transaccional firmada y apoyada por PP, PSOE y Ciudadanos, impulsar nuevas recomendaciones en el Pacto de Toledo y, entre ellas, abre la puerta a financiar las pensiones vía impuestos.
El acuerdo es fruto de una enmienda transaccional acordada, firmada y apoyada por PP, PSOE, Ciudadanos, PNV, PDCat y Coalición Canaria. No ha habido votos en contra y Unidos Podemos, ERC y Bildu han decidido abstenerse.
La moción reconoce la necesidad de alcanzar en el Pacto de Toledo un nuevo acuerdo para garantizar el futuro del sistema público de pensiones y urge al Gobierno a iniciar el diálogo social con patronal y sindicatos, presentándoles "una estrategia concreta de medidas" a adoptar para asegurar las pensiones.
En este sentido, llama a que estas prestaciones "sigan cumpliendo su papel de sustitución adecuada de las rentas de activo" y "posibiliten unas rentas dignas y suficientes". "Todo ello", prosigue la moción aprobada, "en un marco de equilibrio financiero que garantice la viabilidad de futuro del sistema".
COMPLEMENTAR EL DÉFICIT CON DINERO RECAUDADO EN IMPUESTOS
En este sentido, el acuerdo adoptado por los grupos abre la puerta a considerar "la posibilidad de complementar los déficits del sistema mediante ingresos fiscales". Es decir, financiar estas prestaciones a través de impuestos.
Una vez alcanzado ese acuerdo, según el texto aprobado por el Congreso, el Gobierno presentará la propuesta a la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo, que deberá debatirla y, posteriormente, alcanzar un nuevo pacto político que contenga nuevas recomendaciones y orientaciones.
El objetivo es "reforzar los principios en los que se basa el sistema público de pensiones", que el Congreso reconoce como los de "solidaridad, equidad y contributividad, atendiendo a la suficiencia y adecuación de las pensiones públicas, contributivas y no contributivas, y la sostenibilidad económico-financiera de las mismas".