Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso avala la subida de impuestos y del SMI, y PP y PSOE impiden que pueda cambiarse

El Pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado este jueves el decreto ley que incluye los cambios tributarios, principalmente en el Impuesto de Sociedades y los especiales, para cumplir con el objetivo de déficit en 2017, así como la subida para el próximo año del 8% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), hasta los 707,6 euros, y el aumento del 3% de la base máxima de cotización.
La norma ha salido adelante con el apoyo del PP, el PSOE y los canarios de CC y NC, frente a las abstenciones de Ciudadanos, PNV, Esquerra Republicana (ERC) y UPN, y los votos en contra de Podemos-En Comú Podem-En Marea, PDECat y Foro Asturias.
Además, el PP y el PSOE han rechazado tramitar la norma como proyecto de ley, lo que habría dado la posibilidad al Congreso a introducir cambios vía enmienda, tal y como habían solicitado Unidos Podemos-En Comú Podemo-En Marea, Ciudadanos, ERC y el PDCat.
Durante la defensa del decreto en sesión plenaria, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha asegurado que las últimas medidas tributarias impulsadas son las "menos perjudiciales" para continuar con el crecimiento económico y la creación de empleo, y el alza de Sociedades es la forma "más neutral" para elevar los ingresos.
Montoro ha defendido que las medidas son "necesarias" para poder cumplir el objetivo de déficit del 3,1% comprometido con Bruselas para el año que viene, que requieren un "gran esfuerzo" de reducción del déficit de 14.000 millones, y se hace la "mejor forma" para "consolidar" la recuperación económica y la creación del empleo.
En este sentido, ha asegurado que las medidas en materia tributaria recogidas en el decreto buscan mejorar la recaudación de la forma "menos perjudicial" para el crecimiento y la creación del empleo.
LA OPCIÓN DE SOCIEDADES ES MÁS "NEUTRAL".
"La opción del Gobierno sobre Sociedades es la más neutral de las formas de recabar ingresos tributarios en una situación como la actual", ha añadido Montoro, quien ha explicado que con ellas se promoverá un ingreso estructural equivalente del 0,5% del PIB.
Además, ha valorado que la decisión de las medidas recogidas en la norma se haya derivado de una acción "coordinada" del Gobierno con otros grupos parlamentarios fruto del "diálogo y el entendimiento". Ha resaltado la "necesidad y obligación" del diálogo y la negociación, al ser además algo "ineludible y positivo", también para consensuar medidas para alcanzar el objetivo de reducción del déficit.
MEDIDAS TRIBUTARIAS Y SUBIDA DEL SMI.
El ministro ha detallado que las medidas del decreto ley tendrán un impacto de recaudación de 4.800 millones e incluye las medidas tributarias aprobadas por el Ejecutivo para recaudar, junto a otras iniciativas, un total de 7.500 millones de euros más.
La norma de cambios tributarios contempla como principales novedades una modificación del Impuesto de Sociedades (impacto de 4.655 millones) y el incremento de los llamados impuestos especiales -tabaco y alcohol- (150 millones), a los que se sumarán el nuevo impuesto a las bebidas azucaradas (200 millones), los medioambientales (500 millones) y las mejoras en la aplicación de los tributos (1.500 millones) y medidas de lucha contra el fraude (500 millones), incluidas en otro decreto.
Para alcanzar el objetivo de déficit del 3,1% en 2017 Montoro ha matizado que todavía quedan pendientes por aprobar otras iniciativas, como la creación de un impuesto a las bebidas azucaradas, que reportaría otros 200 millones, y la reforma en el ámbito de la imposición medioambiental para ingresar 500 millones más.
Por otro lado, la norma incorpora un aumento del 3% de la base máxima de cotización y un incremento del 8% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2017. Esta subida, pactada por el PP con el PSOE a cambio de apoyar el objetivo de déficit, supone un aumento de 52,4 euros, pasando de los 655,20 euros actuales a los 707,60 euros mensuales en 14 pagas.
También contempla limitaciones para los aplazamientos de las deudas tributarias porque "cuando ya se ha cobrado el IVA, lo lógico es que las empresas lo reserven para ingresarlo a la Hacienda Pública y no lo reserven para su tesorería", y la prórroga del impuesto sobre el Patrimonio, la actualización de los valores catastrales para 2.452 municipios.
RECHAZO DE LA OPOSICIÓN, SALVO DEL PSOE.
El PSOE ha avalado en el Congreso el decreto ley de cambios tributarios, y en cambio lo ha rechazado Unidos Podemos, que lo considera "un parche", y se han desmarcado aliados del PP como Foro Asturias, su socio electoral, y Ciudadanos, que firmó el pacto de investidura.
El diputado Julián López Milla ha valorado que la reforma de Sociedades va en la "dirección correcta", por lo que contará con el respaldo de los socialistas, aunque no significa que consideren que todavía queda pendiente una revisión integral del impuesto.
López ha insistido en la necesidad de que los ajustes se realicen a través de los ingresos, recurriendo fundamentalmente al Impuesto de Sociedades para evitar someter a más "recortes y sacrificios" a los ciudadanos.
El resto de la oposición ha mostrado su rechazo a las medidas y varios grupos, como Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos, ERC y el PdeCat, han reclamado la tramitación del decreto como proyecto de ley.
"AFÁN RECAUDATORIO".
Las mayores críticas han venido del portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, que ha reprochado a Montoro que las promesas del Gobierno "no son muy de fiar cuando pasan por el cedazo de su departamento".
"Me tengo que manifestar escéptico con sus promesas y los pactos que suscriben", ha manifestado Girauta, quien también ha recriminado al ministro su "afán recaudatorio".
Asimismo, el diputado de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Segundo González, ha rechazado el decreto de cambios tributarios al considerar que supone "parches" y una "ensalada aliñada al gusto del PSOE", al tiempo que ha reprochado a Montoro que su política fiscal es una "chapuza" al tener que "enmendarse constantemente" ante los cambios que va aprobando.
No obstante, ha valorado que Montoro "ya no es el que era" en el pasado, cuando sacó adelante la amnistía fiscal, la reforma del Impuesto de Sociedades o unos Presupuestos que "recortaron" en sanidad y educación.
A las criticas se ha sumado el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, socio de coalición del PP, que ha criticado "la manía de recurrir a la manivela de la fiscalidad", así como el diputado de PDECat, Ferran Bel, y el diputado de Esquerra Republicana (ERC) Joan Capdevila.
Por último, el diputado del PNV, Aitor Esteban, ha recordado que Euskadi tiene capacidad para "autorregularse" en el ámbito tributario, por lo que ante este tipo de normativas suele abstenerse para no "condicionar" con su voto las decisiones fiscales.