Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit del Estado se reduce al 3,9% hasta septiembre, "muy próximo" al objetivo de 2012

Cristóbal Montoro, en el Congresocuatro.com

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado en el Congreso que el déficit de las administraciones públicas hasta septiembre suma el 3,9% del PIB, por lo que el Estado está "muy próximo" a cumplir el objetivo del 4,5% pactado con Bruselas para el año 2012. Montoro ha hecho estas declaraciones en el pleno del Congreso de los Diputados que debate las once enmiendas de totalidad que todos los partidos excepto PP, UPN y FAC han presentado pidiendo la devolución al Gobierno del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013.

Durante su primera intervención en el debate del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013, Montoro ha anunciado que la ejecución presupuestaria entre enero y septiembre se sitúa, en términos de contabilidad nacional homogénea, "por debajo del 4%".
"Eso significa que estamos muy cerca de alcanzar el objetivo de déficit programado para este año. Esto significa que el Estado está haciendo hueco para lo que también era previsible: una desviación de las cuentas de la Seguridad Social", ha añadido, en referencia al agujero de 10.500 millones de euros en las cuentas de la Seguridad Social comunicado a la Comisión Europea.
Según informó la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás el pasado 25 de septiembre, el déficit del Estado durante los primeros ocho meses del año era de 50.132 millones de euros, el 4,77% del PIB, cifra que superaba el objetivo acordado con la UE.
Con los datos actualizados en la mano, Montoro ha afirmado que "eso significa que se está muy cerca de alcanzar el objetivo de déficit programado para este año". "Esto significa que el Estado está haciendo hueco para lo que también era previsible: una desviación de las cuentas de la Seguridad Social", ha añadido, en referencia al agujero de 10.500 millones de euros en las cuentas de la Seguridad Social comunicado a la Comisión Europea.
Asimismo, ha destacado que "esta forma de gobernar desde la lealtad institucional con las comunidades autónomas también está dando sus frutos", ya que las administraciones regionales están "en la senda del cumplimiento" del 1,5% de déficit público autorizado para este ejercicio, según confirman los datos de ejecución entre enero y junio, que sitúan el desfase en el 0,9%.
Para alcanzar estos logros ha sido fundamental la reducción del déficit estructural, "el que no depende del ciclo". Y es que, según Montoro, los "esfuerzos" del Ejecutivo han conseguido llevarlo hasta el 3,5% del PIB, la mitad del que existía a principios de legislatura, descontando eso sí "el efecto del ciclo económico y la carga de los tipos de interés".
"Lo que llamamos técnicamente el impulso fiscal primario ha bajado a la mitad en un solo ejercicio. Nunca se había hecho esto en España", ha subrayado.
En este punto, el ministro de Hacienda ha puesto en valor que las decisiones adoptadas por el Ejecutivo y las reformas estructurales acometidas desde que el PP llegó a La Moncloa han permitido "encauzar el Estado de las autonomías hacia la consecución de los objetivos de déficit público" mediante una mejora de los ingresos tributarios.
De hecho, ha asegurado que "sin las medidas tributarias (adoptadas), los ingresos habrían caído este año un 4%", frente al 5% que crecerán finalmente. En concreto, según ha indicado el Ministerio en una nota de prensa, la recaudación acumulada entre enero y septiembre por el Impuesto de Sociedades ha aumentado un 4,1% y la del IRPF, un 2,9%.
"Esto está haciendo que España recobre su imagen y credibilidad, porque estamos recuperando el tiempo perdido, el que no se utilizó en corregir el déficit estructural", ha concluido, dirigiéndose a la bancada socialista.
Avance de 2012
Con todo esto, el ministro ha concluido que los datos de la ejecución de 2012 constituyen un avance de lo que ocurrirá en 2013, cuando el objetivo de déficit para el conjunto de la Administración se reduce hasta el 4,5% --3,8% para la Administración central y la Seguridad Social, 0,7% para las comunidades y 0% para los ayuntamientos--.
"Los Presupuestos de 2012 se van a alcanzar. Vamos a corregir el déficit público de 2012 y eso es lo que hace creíbles los planes del Gobierno para los años siguientes", ha defendido el responsable de Hacienda, que ha puesto en valor el importante esfuerzo de contención del gasto. "Dudo que en la Historia de ningún país desarrollado se haya hecho semejante esfuerzo para encarrilar el objetivo de corrección del déficit y contener la deuda", ha llegado a afirmar.
 No en balde, cuando concluya el próximo ejercicio y si se cumplen las previsiones del Gobierno, se habrá reducido el déficit público a la mitad desde el 11% con el que se cerró la pasada legislatura.