Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso insta al Gobierno a aprobar un decreto ley para subir los sueldos públicos y las pensiones

El Pleno del Congreso ha aprobado este martes, con el voto en contra del PP, una proposición no de ley instando al Gobierno en funciones a aprobar un decreto ley para actualizar las pensiones y los sueldos de los empleados públicos en 2017.
La iniciativa, con origen en un texto del Grupo Socialista, ha sido pactada finalmente con Unidos-Podemos, Ciudadanos, ERC, PNV y Convergència, y sólo ha contado con el voto negativo del grupo mayoritario.
En el texto definitivo se insta al Gobierno a que "apruebe un decreto-ley para su convalidación" por parte del Congreso "que contemple el incremento de las pensiones pçublicas y de las retribuciones del personal al servicio de las administraciones públicas y del sector público".
CONVOCATORIA "URGENTE" DE LA MESA DE NEGOCIACIÓN
Asimismo, la petición establece la recuperación de "parte del poder adquisitivo perdido" y acuerda convocar "de forma urgente" a la mesa de negociación de la función pública.
Durante el debate, los grupos de la oposición han negado los problemas de índole legal que ha alegado el Partido Popular para poder aprobar el decreto ley. Los 'populares' justificaban su negativa en las limitaciones de un gobierno en funciones para poder aprobar aumentos en el gasto presupuestario.
EL GOBIERNO, "RESPALDADO" PARA APROBAR EL DECRETO
Isabel Rodríguez, portavoz adjunta del Grupo Socialista que ha defendido la proposición, ha declarado que con esta iniciativa pretenden que el Gobierno se sienta "respaldado por el resto de la Cámara" para tomar esta decisión, y ha indicado que, negándose a adoptar una medida para la que "no existe ningún problema legal", el Gobierno está sometiendo a pensionistas y empleados públicos a un "chantaje".
Varios de los apoyos a la propuesta del PSOE, no obstante, han trasladado objeciones. Podemos, por ejemplo, ha reclamado que las pensiones se revaloricen "sin trampas", acorde a la subida del IPC, para frenar la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios, continua en los últimos nueve años.
Ciudadanos, por su parte, ha reprochado al PSOE el bloqueo político del país, y que después de protestar por "el decretazo" del Gobierno del PP durante estos años, pidan ahora que actúe a través de estas formas. Su portavoz de Empleo, Sergio del Campo, ha pedido a los socialistas que se decanten por "una abstención técnica" para investir a Rajoy y se sumen "a la oposición responsable".
En el PP han cargado contra la iniciativa presentada por los socialistas. Concretamente, el diputado 'popular' José Enrique Fernández de Moya ha criticado que Rodríguez no haya tenido "coraje y honestidad política" de traer una proposición de ley.
Asimismo, Fernández de Moya ha manifestado que "los pensionistas pueden estar muy tranquilos", ya que el Gobierno del Partido Popular "blindó las pensiones", y que estas se actualizarán automáticamente aun no aprobándose nuevos presupuestos.