Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coeuré (BCE) dice que aún no es necesaria una vuelta a tipos positivos

Los tipos de interés negativos han sido una herramienta de política monetaria "efectiva" para el Banco Central Europeo (BCE) y "no hay razón alguna" para cambiar todavía su dirección, según indicó el miembro del Comité Ejecutivo del BCE, Benoît Coeuré, este martes en un acto organizado en la Universidad francesa 'Paris School of Economics'.
Con el objetivo de esquivar la amenaza de deflación, así como de dar un impulso al crecimiento económico, la entidad europea está llevando a cabo medidas no convencionales como el mantenimiento de tipos de interés en mínimos históricos, una tasa de interés de depósito para los bancos negativa y desde septiembre de 2014 el programa Quantitative Easing (QE).
En este sentido, Coeuré explicó que tras realizar un análisis de los efectos secundarios del mantenimiento de los tipos de interés a las tasas actuales, los resultados sugieren que "no hay razón alguna para cambiar la tendencia".
El BCE actualmente cobra a las entidades financieras un 0,4% como tasa de interés de depósito, por lo que penaliza el exceso de efectivo de los mismos.
Con esta herramienta, la entidad europea busca disuadir a los bancos de mantener el dinero como reservas para así estimular la demanda de crédito de los agentes económicos.