Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coca-Cola reduce un 20% su beneficio en el primer trimestre

The Coca-Cola Company, el mayor fabricante mundial de refrescos, registró un beneficio neto atribuido de 1.182 millones de dólares (1.086 millones de euros) al cierre del ejercicio 2016, lo que representa un retroceso del 20% respecto al resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior, informó la compañía.
La cifra de negocio neta de Coca-Cola entre los meses de enero y marzo alcanzó los 9.118 millones de dólares (8.374 millones de euros), un 11% por debajo de los ingresos contabilizados un año antes, como consecuencia del impacto negativo del 10% procedente de la re-franquiciación de las actividades de embotellamiento.
Coca-Cola también atribuye la caída de los ingresos a que el impacto desfavorable de los tipos de cambio redujo un 1% la facturación. Asimismo, la compañía recuerda que el trimestre contó con dos días menos y que la Semana Santa se trasladó al segundo trimestre en 2017.
"El rendimiento del primer trimestre está en línea con nuestro plan estratégico y seguimos por el buen camino para alcanzar nuestros objetivos de ingresos y beneficio de cara al conjunto del ejercicio", comentó al respecto el presidente y consejero delegado de Coca-Cola, Muthar Kent, que cederá el liderazgo del gigante de Atlanta el próximo 1 de mayo en favor de James Quincey, actual director de operaciones de la compañía.
"La próxima semana entregaré con orgullo las riendas de la dirección a James Quincey con plena confianza en que terminará la transformación de la compañía y liderará nuestra agenda de agresivo crecimiento", agregó Kent.
Por su parte, Quincey comentó que la nueva cartera de productos de la compañía --con menos azúcares añadidos--, junto a una capacidad de embotellamiento "más fuerte" y a una estructura empresarial "más definida", permitirán a Coca-Cola capturar el valor de la industria.
"Será un honor y un privilegio liderar la organización como consejero delegado y espero trabajar con nuestra gente de todo el mundo para acelerar nuestro crecimiento", añadió Quincey.
De cara al conjunto del ejercicio 2017, Coca-Cola espera incrementar sus ingresos operativos un 3%, aproximadamente, mientras que confía en que el beneficio antes de impuestos crezca entre un 7% y 8% a tipos de cambio constantes.