Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos aconseja a Empleo que deje de obligar a las empresas a registrar las horas trabajadas

Dos sentencias del Tribunal Supremo eximen de ello, a pesar de que la Inspección de Trabajo sanciona a las que no lo hacen
Ciudadanos quiere saber si el Gobierno tiene previsto cambiar los criterios de la Dirección General de la Inspección de Trabajo respecto a la obligación de las empresas a llevar un registro horario de sus trabajadores, ya que dos sentencias del Tribunal Supremo han tumbado dicho deber.
En una pregunta registrada en el Congreso por el portavoz de Empleo de la formación naranja, Sergio del Campo, a la que ha tenido acceso Europa Press, Ciudadanos pregunta también al Gobierno si tiene previsto impulsar una reforma legislativa para clarificar esta obligación.
"A día de hoy", señalan, "es una incógnita si las empresas tienen la obligación de llevar a cabo un registro diario de las horas de trabajo de sus empleados", ante las diferentes interpretaciones del artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores.
DOS SENTENCIAS DEL SUPREMO, CONTRARIAS AL REGISTRO
Así, apuntan a que la Audiencia Nacional, en el marco de un litigio contra Bankia, resolvió en diciembre de 2015 que las empresas debían llevar a cabo un registro diario de las horas que realizaba cada empleado, con independencia de que éste realizara o no horas extra. Este registro permitiría saber si se hacían o no.
Sin embargo, en la sentencia de casación del procedimiento, dictada el pasado 23 de febrero, el Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo tumbaba dicho criterio y establecía que únicamente debían anotarse las horas extra.
Antes de este último fallo, Ciudadanos recuerda que la Inspección de Trabajo ordenó una campaña para controlar las horas de trabajo y dictó una instrucción que detallaba cómo debían llevar a cabo las empresas el cómputo horario.
El documento advertía de que la ausencia del registro sería considerado una infracción grave, cuya sanción puede alcanzar los 6.250 euros. Un registro que, destaca la formación naranja, "no es necesario llevar si se atiende al criterio del Tribunal Supremo", y sí por la Inspección de Trabajo.
LOS EMPRESARIOS DENUNCIAN "INSEGURIDAD JURÍDICA"
Además, apostillan desde Ciudadanos, el Tribunal Supremo ha dictado una segunda sentencia que anula la condena impuesta a una empresa de establecer un sistema de registro de la jornada de la plantilla, sentando jurisprudencia en este sentido, advierten.
Las contradicciones entre las instrucciones de la Inspección de Trabajo y el sentido de las sentencias provoca, concluyen, quejas de empresarios por "la inseguridad jurídica" que provoca la obligatoriedad, pues existe riesgo de ser sancionados. Asimismo, también recogen las inquietudes de los sindicatos, que reclaman "certidumbre en los elementos para evitar el abuso en las horas extra".