Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Citi decidirá en el primer semestre si traslada parte de su actividad a España por el Brexit

El banco estadounidense Citigroup tiene previsto tomar una decisión sobre su plan de contingencia para afrontar el 'Brexit', incluyendo la selección de algún destino europeo alternativo, entre los que baraja España, para su negocio de banca de inversión en el primer semestre de 2017, según ha indicado el consejero delegado de Citi para la región EMEA (Europa, Oriente Próximo y África), James Cowles.
"Tomaremos una decisión en la primera mitad del año", declaró Cowles durante su participación en un evento financiero celebrado en Dublín, donde recordó que se trata de una decisión que todas las entidades tienen que tomar en los seis primeros meses del año.
En declaraciones recogidas por Reuters, el ejecutivo expresó que las preocupaciones de Citi se concentran en su negocio de 'broker', que se encuentra domiciliado en Reino Unido, ante la presumible pérdida de los derechos del pasaporte bancario como consecuencia de la salida de Reino Unido de la UE.
"Hemos mantenido contactos, hablado con reguladores y representantes de gobiernos de varios países europeos, incluyendo Irlanda, Italia, España, Francia, Alemania y Países Bajos y estamos en proceso de evaluar cada uno de ellos", añadió Cowles sin ofrecer detalles sobre cuántos empleos podrían verse afectados en caso de que la entidad apostara por un traslado.
En este sentido, Citi habría mantenido a finales de 2016 contactos con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y miembros del Banco de España para analizar las opciones de trasladar su actividad de corretaje de Londres a Madrid si finalmente Reino Unido pierde el acceso al mercado único, según confirmaron entonces fuentes financieras a Europa Press.
La entidad estadounidense cuenta ya con una importante unidad bancaria en Dublín, regulada por el Banco Central Europeo (BCE) y que emplea a unas 2.500 personas.