Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cepesca niega que se haya colado en negociaciones del Consejo de Pesca y lamenta la "manipulación" de las ONG

El presidente de Europêche y secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha garantizado la total transparencia de sus actuaciones en Bruselas y ha negado que hayan entrado a las negociaciones del Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea para "influir", de modo que califica de "ridículas" las acusaciones realizadas por un grupo de ONG en este sentido a las que acusan de "manipulación".
Así se ha pronunciado Garat en declaraciones a Europa Press una vez conocida la denuncia que este jueves realizaban las ONG Corporate Europe Observatory y Seas at Risk. En ella aseguraban que grupos de presión de la industria pesquera de Holanda y de España utilizaron pases de prensa para colarse en el edificio del Consejo de la Unión Europea durante las negociaciones ministeriales sobre las cuotas de pesca de los Veintiocho para acercarse a las negociaciones de cuotas pesqueras.
"Es ridículo y nos ha generado sorpresa ver como se mezclan asuntos que nada tienen que ver entre sí. Lo han hecho con mala fe. Nuestra capacidad de influir es cero", ha afirmado el responsable de la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), citada expresamente.
Garat ha restado importancia y ha calificado de ridículo "lo de los pases de prensa" porque la organización es "totalmente transparente" y está inscrita en el registro de Transparencia de la UE y ha afirmado que, por eso no tiene "problema" en publicar fotos en las redes sociales sobre los lugares donde están y lo que hacen.
Así, ha afirmado que la patronal lleva dos o tres años cubriendo las reuniones de seguimiento de las negociaciones, mientras que Holanda, seis o siete años y que las revistas especializadas y otros medios que van a que contactarles y a proporcionarles también información "con total naturalidad, como fuente informativa y sin esconderse".
De hecho, ha subrayado que en la Comisión Europea únicamente se permite el acceso a la sala de prensa por lo que ha negado tajantemente tener capacidad de influencia alguna en las negociaciones. "Los periodistas nos dan información y nosotros a ellos en una relación normal con los medios de comunicación", ha asegurado.
Igualmente, ha insistido en que distintos países, tanto España con su ministra de Pesca, Isabel García Tejerina, como su equipo, se reúnen fuera del edificio de la Comisión en hoteles cercanos para conocer la evolución, los avances de las negociaciones y también para escuchar la voz del sector. "Ellos también pueden ir. No nos escondemos de nadie", ha señalado.
El responsable de CEPESCA ha mostrado su preocupación por lo que considera "la manipulación que hacen de los datos científicos" para confundir a los ciudadanos con porcentajes y cuotas erróneos para decir que acusar a la industria y a la Comisión Europea de acordar cuotas que superan las recomendaciones científicas. "Eso es completamente falso", ha apostillado.
Garat ha explicado el proceso de toma de decisión y ha recordado que estos niveles o cuotas de pesca se fijan después de tener en cuenta el informe del Consejo Internacional de Exploración del Mar y de organismos científicos, así como de informes y estudios sobre la viabilidad social, ambiental y económica y las repercusiones.
De acuerdo con las estimaciones, en 2020 las poblaciones de las distintas pesquerías tendrán que estar en un nivel de pesca que será el rendimiento máximo sostenible y bajo ese criterio establecer las cuotas.
"Todo eso es legal y, además, sostenible. Por eso acuso a las ONG de manipular la información y tratar de dar la sensación de que si no se coge la es que ya se están incumpliendo las recomendaciones científicas.
A su juicio, las ONG siguen su campaña y considera que en muchos casos les parece que da igual distorsionar la realidad a pesar de la tendencia positiva de los distintos estocks pesqueros.
Del mismo modo, ha reiterado que la sector le preocupa y le interesa la sostenibilidad pesquera y el aumento de la biomasa, al tiempo que ha celebrado la evolución positiva de distintas pesquerías, ya que la proporción de poblaciones sobrexplotadas ha disminuidos del 70 al 40 por ciento en los últimos diez años.
Al mismo tiempo, ha apuntado que la proporción de las evaluaciones que están fuera de los límites biológicos de seguridad, ha pasado del 65% en 2003 al 38% en 2015.
También ha insistido en la voluntad de "confundir" a los ciudadanos de las ONG con su "mala fe" sobre la situación de los estocks del Mediterráneo, ya que en aquel Consejo de Ministros de diciembre no se abordó esa cuestión, ya que las pesquerías del Marenostrum no se rigen por cuotas excepto para el atún rojo y, recientemente, para el pez espada.
Finalmente, ha subrayado su independencia y transparencia y ha afirmado que siguen y seguirán reuniéndose tanto con ONG, como por ejemplo Seas At Risk, así como con instituciones europeas o Gobiernos.