Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña pide un "sistema puente" si el Fondo de Liquidez no está este mes

El Parlamento catalán aprueba pedir al Estado una hacienda propiaEFE

Mas-Colell defiende que "Cataluña tiene una economía sólida"

El conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat de Catalunya, Andreu Mas-Colell, ha pedido al Gobierno central un "sistema puente" si no logra poner en marcha el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) hasta octubre.
En una entrevista de TV3 Mas-Colell ha mostrado su preocupación por que "aún no esté establecido y que pueda no cerrarse durante este mes de septiembre".
Si eso ocurre, ha considerado que el Tesoro o todas las administraciones de forma mancomunada deberán articular el mencionado sistema puente, como pueden ser créditos a corto plazo, para resolver las tensiones de tesorería de las autonomías.
Después de que el viernes Standard&Poor's rebajase la calificación de la deuda de Cataluña a bono basura, Mas-Colell ha defendido que "Cataluña tiene una economía sólida y no se debe poner en duda su capacidad para pagar sus deudas".
Ha plasmado su sorpresa por el argumentario político de la firma de 'rating', que, en su opinión, insinúa un comportamiento discriminatorio del Estado en la inyección de liquidez dependiendo de las peticiones políticas de Cataluña: "España es una democracia avanzada y hemos de considerar que tal cosa es inconcebible".
No todo está en manos de la Gneralitat
Ha afirmado que Cataluña está haciendo "todos los esfuerzos necesarios" para cumplir el objetivo de déficit del 1,5% este año, como pide el Gobierno para conceder el FLA, pero ha puntualizado que hay cosas que no están en sus manos.
Ha puesto dos ejemplos: las consecuencias económicas de las políticas aplicadas por el Estado en educación y sanidad --sobre las que cree que Rajoy "se ha quedado corto" si quería alcanzar los resultados económicos previstos--, y el resultado de la venta de las empresas públicas que la Generalitat ha realizado.
El conseller ha destacado que el plan de ajuste catalán es su presupuesto, y para 2013 ha pedido que el Gobierno "se apriete igual que aprieta a las autonomías", ya que siguiendo el refrán de 'quien parte y reparte se queda la mejor parte', no ha trasladado a las autonomías la flexibilidad en los objetivos de déficit que ha concedido Europa a España.