Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá dice que la solución a la cláusulas suelo le corresponde a los bancos y sus clientes

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este miércoles que el Gobierno estudiará la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) que ha dictaminado este miércoles que los bancos deben devolver todo el dinero cobrado de más a los clientes afectados por la existencia de cláusulas suelo en sus contratos hipotecarios, si bien ha aclarado que la solución la tienen que adoptar los bancos con sus clientes.
Así lo ha señala en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso al término del último pleno del año, en las que ha asegurado que el Gobierno tiene que estudiar el dictamen europeo sobre las cláusulas suelo, si bien "en todo caso, son acuerdos entre bancos y consumidores".
"Estoy seguro de que establecerán criterios entre ellos, que son los responsables", ha afirmado. El ministro ha insistido en que le no le corresponde al Gobierno fijar la solución al problema, sino que ésta debe ser adoptada por "los bancos con los clientes". "Estoy seguro de que eso funcionará bien, con toda seguridad", ha manifestado.
EL PSOE HABLÓ DE UN PROCEDIMIENTO EXTRAJUDICIAL.
De esta forma, el ministro se ha pronunciado en términos distintos a los expresados anteriormente por el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, quien tras reunirse con el ministro ha asegurado que el Gobierno y el PSOE han coincidido en la necesidad de poner en marcha algún procedimiento extrajudicial para que los afectados por cláusulas suelo puedan recuperar su dinero pronto, sin esperar a un proceso judicial que puede ser complejo y costoso.
"Hemos coincidido en la necesidad de que inmediatamente se establezca un procedimiento para dar una solución extrajudicial a las reclamaciones", ha explicado en declaraciones en la Cámara Baja.
El objetivo es "no abocar a esos dos millones de afectados a que tengan que seguir un procedimiento que puede ser prolijo y costoso", ha afirmado Hernando. En su lugar, se trata de articular "un sistema de resolución extrajudicial entre bancos y asociaciones de consumidores para que rápidamente los afectados puedan recuperar el dinero".