Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá asegura que "habrá Alta Velocidad a Castellón" en el primer trimestre de 2017

Dice que los problemas han sido técnicos y no económicos y avanza "más frecuencias y mejor calidad" una vez acaben las obras
El ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, ha asegurado este jueves que "antes de que finalice el primer trimestre del próximo año habrá Alta Velocidad a Castellón" y ha pedido "disculpas" por la "inquietud" y "frustración" motivada por los retrasos en las obras del tercer carril del Corredor Mediterráneo y por la "reducción de servicios" en los trenes de cercanías de la Comunitat Valenciana.
Catalá se ha pronunciado así en declaraciones a los medios de comunicación durante su vista esta tarde a Puçol (Valencia) a las obras de implantación del tercer hilo del Corredor --para su adaptación al ancho internacional-- y los nuevos sistemas de control del tráfico en esta estación, unos trabajos que Adif prevé terminar este viernes 30 de septiembre y que, según él, "son un ejemplo de la modernidad de España".
Sobre el AVE a Castellón, ha reconocido que "es complejo mantener al mismo tiempo las obras y el servicio" y ha explicado que a partir de ahora se iniciará un proceso "gradual" para retomar las frecuencias anteriores. "Cuando finalicen todas las obras no solo tendremos el mismo servicio, sino que la calidad será superior en tiempo y frecuencias", ha garantizado.
Con todo, el titular de Fomento ha subrayado que "todos los tramos están adjudicados" sin "ninguna restricción en absoluto" y solo por "dificultades": "Si se han incumplido plazos no es por falta de voluntad política ni de capacidad financiera, solo por cuestiones técnicas", ha incidido.
"Comprendo la frustración de los usuarios cuando llegan las fechas (de finalización de las obras) y no se cumplen", ha aseverado, ya que cree que "todos somos conscientes de las dificultades que tienen para conseguir un billete o de tener que andar más en los andenes" a causa de los trabajos. No obstante, ha remarcado que los trenes "han funcionado con una extraordinaria calidad a pesar de la altísima demanda".
Catalá se ha referido especialmente a los trayectos de cercanías C6 entre Valencia y Castellón, una línea "muy utilizada", y C3 Utiel-Buñol-Valencia, en los que ha constatado la "preocupación" e "inquietud" de los viajeros y el "impacto" de la bajada de frecuencias, si bien considera que "se han mitigado en la medida de lo posible con autobuses y otras medidas".
A pesar de ello, ha insistido en que las obras "están en proceso de finalización" --que ha fechado para "antes de que termine el primer trimestre de 2017"-- y ha avanzado en que Fomento realizará una presentación pública dentro de unas semanas sobre la situación de las obras y sus planes en torno al Corredor, con lo que entiende que "se cerrará el debate".
EL TERCER HILO, "SOLUCIÓN DE AUSTERIDAD"
Preguntado por la situación del AVE Castellón-Tarragona y "por qué se dice que han empezado si no hay ninguna obra en marcha", el responsable de Fomento ha puntualizado que el Gobierno se refiere a que "todos los tramos están licitados, aunque no sea un criterio muy técnico".
En este caso, ha reconocido la existencia de "problemas en algunos de ellos" y ha mostrado "toda" su "preocupación" para buscar soluciones y finalizar los contratos adjudicados "en el menor tiempo posible".
"Es verdad que en las empresas adjudicatarias hay debates sobre si (los contratos) deben ser continuados, modificados o rescindidos", ha sostenido, para acto seguido reivindicar que los trenes "están al servicio de ciudadanos y empresas de mercancías" y que se ideó el tercer carril del Corredor y el ancho europeo como "una solución eficaz, razonable y propia de unos tiempos de austeridad".
Por ello, Catalá ha apuntado que "también es verdad que no todos los operadores de ferrocarril van a Europa" y que los que llevan sus mercancías al norte de España "pusieron de manifiesto que el ancho internacional era incompatible con sus vagones" por no tener las medidas contempladas en el proyecto.
Esta situación, ha detallado, "ha obligado a modificar contratos: si ponemos las vías es para que se utilicen y no por ser un hito tecnológico". "Incluso ha habido que rescindir contratos para luego volverlos a adjudicar, son circunstancias que surgen", ha remachado.
Pese a esto, el ministro ha reiterado que "no hay falta de capacidad financiera de Adif para financiar el Corredor ni falta de voluntad política" y ha advertido que "no hace falta que vengan a recordarlo otras administraciones públicas que muy legítimamente cumplen sus intereses", en referencia a las reivindicaciones de la Generalitat: "Lo sabemos desde hace muchos años".
"ALGUIEN PIDIÓ LO QUE NO CONVENÍA"
Seguidamente, interpelado por cuáles son los problemas técnicos que han motivado los retrasos, el titular de Fomento ha insistido en que no va a "responsabilizar a nadie" ni a cuestionar "si el contrato se estudió adecuadamente o si alguien pidió lo que no le convenía" porque "aquí hay para todos" y, a su entender, "en eso no vamos a encontrar ningún consuelo. "Yo estoy aquí para buscar soluciones, no culpables", ha remachado
TÚNEL PASANTE
Por otro lado, Rafael Catalá se ha referido durante su discurso a la "inquietud" que cree que también provoca el futuro del túnel pasante del AVE en la ciudad de Valencia --ligado al proyecto del Parque Central y esbozado en 2006 para su construcción bajo las grandes vías Germanías y Marqués del Turia--. Se trata de una iniciativa que "ha estado desde el primer día en los planes del Ministerio", ha asegurado.
Sin embargo, entiende que es una inversión "extraordinaria y muy costosa y compleja", por lo que, a su juicio, "se tendrá que estudiar la sostenibilidad financiera". Además, ha indicado que el Gobierno "siempre ha tenido presente las preocupaciones" al respecto de ayuntamientos, diputaciones y "éste y el anterior" Consell.
DICE QUE HA CRECIDO LA INVERSIÓN PÚBLICA
Finalmente, cuestionado por la caída de la inversión del Gobierno en obra pública --un 14,5% menos hasta julio de este año, según datos de la patronal de grandes constructoras Seopan--, el ministro de Fomento en funciones ha lamentado que no acaba de "entender de dónde sale ese dato", ya que en base a la información del Ministerio "a fecha de septiembre hemos licitado 4.700 millones de euros" en obra pública, lo que supone "un 25% más" que el año pasado, ha destacado.
Durante su intervención, Catalá ha tendido la mano a la Generalitat en el "diálogo y búsqueda de soluciones" para el Corredor, que ve como una infraestructura "vital" para España. Asimismo, ha abogado por acometer las inversiones "a cargo a los presupuestos porque se pagan con los impuestos de todos" y ha celebrado las mejoras en carreteras, puertos y aeropuertos valencianos, para ilustrar la subida del empleo como "la mejor garantía del Estado del Bienestar".