Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caja Madrid aleccionó a sus empleados para vender participaciones preferentes

La acusación ha presentado un documento confidencial con el que Caja Madrid aleccionó a sus empleados para vender participaciones preferentes. En él consta esta advertencia a toda página: "esta información no debe estar a la vista de los clientes". Tras dejarlo claro, la entidad explica a sus trabajadores que las preferentes "son títulos sin vencimiento definido", es decir, sin una fecha obligatoria para devolver el dinero a los clientes. Pero más adelante plantea la cuestión ¿qué pasa si necesitan ese dinero? la entidad asegura que recomprará esas participaciones en siete días". Presentando este documento, la acusación pretende demostrar que los clientes fueron víctimas de un engaño.