Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CaixaBank consigue 1.322 millones de euros con la venta del 9,9% de su capital para afrontar la OPA sobre BPI

CaixaBank ha conseguido 1.322 millones de euros con la venta de 585.000.000 acciones propias, representativas de un 9,9% del capital social del banco, mediante una colocación privada entre inversores cualificados a través de una prospección acelerada de la demanda, con el objetivo de reforzar su ratio de capital tras la Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) sobre el luso BPI.
El precio de cada una de las acciones se ha fijado en 2,26 euros, lo que supone un descuento del 3,67% sobre la cotización de cierre de este jueves de las acciones de CaixaBank, que se situó en 2,34. El montante total de la operación ha ascendido a 1.322.100.000 euros, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En la colocación, en la que han actuado como entidades colocadoras J.P. Morgan Securitiesplc y Morgan Stanley International, han participado dos inversores institucionales "con vocación de permanencia" por un importe total de aproximadamente 380 millones de euros.
Los ratios de capital de nivel 1 ordinario (CET1) y de capital total de CaixaBank tras la colocación a 30 de junio de 2016 se sitúan en el 13,3%/16,5% (phased-in) y en el 12,4% / 15,7% 'fully loaded'.
El plan estratégico de CaixaBank tiene como objetivo mantener un ratio de capital CET1 'fully loaded' de entre el 11% y el 12%, que se situaría por debajo en cualquiera de los escenarios de aceptación de la OPA sobre BPI, por lo que la entidad financiera ha decidido realizar esta venta de acciones.
Estas acciones fueron en su mayoría adquiridas por CaixaBank a su accionista de referencia, Criteria Caixa, en virtud de la permuta de activos que acordaron y anunciaron en diciembre.
El consejo de administración ha hecho uso de la facultad otorgada por la última junta general de accionistas de CaixaBank que le eximía de amortizar las acciones propias adquiridas en la permuta si se apreciaban circunstancias sobrevenidas que aconsejasen no ejecutar la amortización por razones de interés social.
PRECIO POR DETERMINAR
Estas acciones tendrán derecho al dividendo trimestral de 0,03 euros brutos por acción aprobado este jueves por el consejo de administración a cuenta de los beneficios de 2016 y que se pagará el 30 de septiembre.
En el contexto de la colocación, CaixaBank y Criteria Caixa han asumido un compromiso de no emisión ni venta de acciones de CaixaBank durante un plazo de 90 días desde la fecha de liquidación de la colocación, en términos y con las excepciones habituales en este tipo de operaciones.
Caixabank ha establecido un nuevo precio por acción, de 1,134 euros, en la OPA lanzada sobre BPI que, tras la eliminación de las restricciones de voto de los accionistas de la entidad portuguesa, ha pasado a tener carácter obligatorio.