Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP plantea destinar 760 millones a políticas sociales sin subir impuestos

Entre sus enmiendas a los Presupuestos pide revertir externalizaciones
La CUP quiere que los Presupuestos 2017 destinen 760 millones de euros a políticas sociales sin subir impuestos, ha anunciado en la web impulsada por el partido 'Observatori del procés', en que presenta los ejes de las enmiendas que pretende introducir en las cuentas.
Los Presupuestos superaron el martes las enmiendas a la totalidad y ahora están en el periodo de negociación entre los grupos, entre los que la CUP es el único que podría avalarlos definitivamente.
Según explica la CUP en la web, 626 de esos 760 millones irían a 11 programas nuevos vinculados a fondos transversales, como avanzó la diputada Eulàlia Reguant en el pleno del martes.
Una medida para conseguir ese dinero es reducir el 19% de las retribuciones complementarias de los altos cargos y cargos de confianza, para destinarlo todo al fondo de la Renta Garantizada de Ciudadanía, a la que el proyecto de Presupuestos del Govern no reserva ninguna partida: "Sólo con esta medida se rescatan tres millones".
La CUP destaca que uno de los fondos que se dota con mayores cantidades es el de reversión de externalizaciones, que posibilita el rescate de 293,9 millones, que piden redistribuir de la siguiente manera: "54,1 millones a educación; 45,4 a renta garantizada de ciudadanía; 41 a vivienda pública de alquiler y 180,6 al fomento del cooperativismo".
También pide un "mayor control de las políticas de aval de la Generalitat" y que sea el Parlament quien autorice avales superiores a 10 millones de euros; que no se firmen algunos, como el de Formula One Group y el del Circuit de Montmeló --que recuerda que es deficitario--, y señala de nuevo al macrocomplejo BCN World como ejemplo de lo que no quiere.
Además, incluye en sus enmiendas no continuar con las políticas de austeridad y de déficit, eliminando los topes y frenos a la contratación de personal público y de gasto en los sectores públicos estratégicos.
NUEVOS PROGRAMAS
Entre los 11 programas nuevos que propone crear destaca el que tiene como objetivo combatir la corrupción y el fraude fiscal, que incluye un mecanismo catalán contra la corrupción, como ya avanzó Europa Press.
Otro pretende rescatar servicios externalizados y recuperar la gestión pública en un fondo en el que exigen que se definan propuestas "concretas", como un programa de gestión integral de las emergencias, eliminar la precariedad de la política cultural, y rescatar y hacer públicas las autopistas catalanas.
Plantea crear un fondo público de vivienda en toda Catalunya; un fondo estructural de cohesión social y para la garantía de ingresos pensado para desarrollar la renta garantizada de ciudadanía; crear una Banca Pública Catalana; un Banco de Tierras y fondos específicos de ayuda a la cooperación, a la lucha contra el cambio climático, de defensa del patrimonio natural, de políticas de igualdad contra la violencia de género y de lucha contra la violencia machista.