Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF cree que el veto del Gobierno a las enmiendas de los PGE limita la subida salarial de los funcionarios

Reclama a Hacienda una reunión para comenzar a negociar la recuperación de salarios
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha lamentado el veto del Gobierno a las enmiendas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 y ha afirmado que la censura a las propuestas de la oposición para añadir al proyecto de Presupuestos ciñen, "de manera indirecta", la subida salarial de los empleados públicos al 1%.
La Ponencia de la Comisión de Presupuestos ha aprobado este jueves la incorporación de siete enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, seis de ellas por un valor de 15 millones de euros, dejando 4.000 enmiendas de la oposición a expensas de ser vetadas por el Gobierno por suponer un aumento de gasto.
En concreto, entre las enmiendas rechazadas, se encuentran las de los grupos parlamentarios de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y el socialista, que reclamaban una subida del 2,7% y del 2%, respectivamente, del sueldo de los empleados públicos.
El sindicato de los funcionarios ha puesto de relieve que "una vez más los empleados públicos han sido las víctimas de los límites al gasto" planteados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.
Por este motivo, CSIF ha reclamado al Ministerio de Hacienda y Función Pública una reunión para comenzar negociar "desde ya" un acuerdo de legislatura que permita recuperar de forma paulatina el poder adquisitivo que han perdido los empleados públicos de 2010.
Asimismo, ha insistido en la necesidad de avanzar en la recuperación del poder adquisitivo, de las condiciones laborales y la mejora de las cifras económicas.