Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG ve insuficiente la ayuda europea de 125 millones por el veto ruso

Verdades y mentiras de los alimentosInformativos Telecinco

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha denunciado que la ayuda de 125 millones de euros anunciada por Bruselas para paliar los efectos del veto ruso es "insuficiente" y se queda "muy corta" si se tiene en cuenta que el año pasado las exportaciones europeas a Rusia de los productos afectados sobrepasaron los 5.200 millones de euros.

No obstante, a pesar de ser una cantidad "muy reducida", Blanco considera esta ayuda un "primer paso" y espera que se mejore "sustancialmente".
En declaraciones a la Cope, el secretario general de COAG ha criticado que, pasados ya nueve días desde que Rusia vetara la exportaciones europeas de determinados productos hortofrutícolas, Bruselas sólo haya anunciado medidas y no haya regulado aún cómo abordar este problema.
"No se ha regulado todavía nada y eso es lo que reprochamos, que a estas alturas, habiendo pasado nueve días desde el veto y que puede pasar toda esta semana, que no tengamos regulación alguna", ha apuntado Blanco, que ha denunciado que, como consecuencia de esta situación, "se están hundiendo de manera considerable" los precios del melocotón, la nectarina, la manzana, la pera y el tomate, entre otros productos.
Preguntado por si sería posible encontrar un mercado alternativo al ruso, Blanco ha afirmado que, aunque parezca una paradoja, uno de ellos es el europeo, aunque ha advertido de que éste se está viendo "saturado" por importaciones de países que ahora además están ocupando el mercado ruso aprovechando el veto a la producción europea.
En este sentido, ha pedido que estos países "que juegan a ocupar" el mercado español y europeo en Rusia no tengan preferencia en las importaciones realizadas por la Unión Europea. "No controlamos ni defendemos nuestros intereses y hay que defender la preferencia comunitaria", ha subrayado.